2enfocadas
Buenas Prácticas 1

Rev(b)eladas en Cabín 9

En el gran barrio de Cabin 9 nació un colectivo fotográfico integrado solo por mujeres. Las EnfOcadas surgieron primero, como un taller de fotografía en la Fábrica de Otras Cosas, del Colectivo Lxs Otrxs. Hoy, además son un grupo autogestionado que construye, produce y crea imágenes para el barrio y desde el barrio, con una mirada feminista.  

Por María Cruz Ciarniello / Fotos: EnFocadas

Siete mujeres construyen, caminan y redescubren el barrio a través de la fotografía: Maira, Julieta, Mariana, Agustina, Soledad, Vanesa y Lucía.

La mirada es feminista. Tienen nombre: son las EnfOcadas de Cabín 9, la enorme barriada que se encuentra entre el límite de Perez y Rosario, y que en esa disputa perimetral, sortea cotidianamente un sinfin de dificultades.

Nacieron como un taller de fotografía en la Biblioteca del Colectivo Lxs Otrxs. En esa fábrica de hacer cosas, la fotografía aparece como un espacio para mirar y mirarse. La foto circula: la imagen devela sonrisas y complicidades. La cámara viaja de mano en mano. Explora los sentidos y las intenciones.

La foto también revela la desigualdad. La falta de agua potable y los cientos de metros que hay que caminar para llenar los bidones.

Es que en todo Cabín 9 no hay forma de beber agua sin que esté contaminada. O sí, pero las dificultades para su acceso son innumerables. Hay que caminar hasta el lugar donde se encuentra ubicada la planta de ósmosis inversa que fue instalada en el 2011, para recoger un poco de agua apta para el consumo. No hay agua potable que llegue directamente a los hogares.

Dicen las EnfOcadas que esta problemática es recurrente en cada vecino/a de Cabín 9. El agua los atraviesa. Está presente como una necesidad y un derecho vulnerado.

Entonces la foto dispara: y ahí están ellas, saltando frente al basural a cielo abierto que cada día, cada mañana, amanece frente a sus casas.

La mirada sigue siendo feminista. Y entonces bailan; retratan rostros y gestos. El mundo esta lleno de miles de mujeres construyendo un Encuentro. 90 mil en Rosario. Ahí estuvo la cámara de EnfOcadas. Ahí estuvieron ellas, siendo parte, haciéndose parte de lo que fue el 31 Encuentro Nacional de Mujeres.

-¿Qué queríamos mostrar?, se pregunta Agustina

La respuesta, como la foto que producen, es colectiva: – lo que buscábamos era romper con lo que circulaba en los medios. Por dónde pasó el Encuentro, toda esa alegría, esa fuerza, esa potencia de miles de mujeres de distintas partes del país-, dicen.

Se miran, se sonrien.

8

Sacar la foto, editar, seleccionar el lugar, el motivo. Todo suma a un trabajo que se hace de manera conjunta. Por eso las fotografías no llevan firmas de autora. Es también una decisión política no hacerlo.

-Lo importante es la imagen, lo que se está diciendo-, dice Mariana.

La primera inspiración para la formación del colectivo fue un Taller de Fotografía Socio Ambiental que Agustina coordinó en Cabin 9. En ese espacio produjeron un corto audiovisual: el relato del agua que incencia, lo llamaron. No es casual: el corto ficciona una situación habitual: la odisea de conseguir un poco de agua potable.

Parte del grupo que participó de esa producción, hoy integra EnfOcadas. Y además coordinan un taller de fotografía en la Fábrica de Otras Cosas donde circulan decenas de niñas y adolescentes, inquietas y curiosas, deseosas de conocer el manejo de la cámara.

El taller es solo para mujeres.

–Se planteó como una necesidad de que sea un espacio solo para mujeres, y de fotografía hecha por mujeres para así poder problematizar cuestiones que nos atraviesan.

Es que en la gran mayoría de los encuentros, la foto es apenas un disparador para charlar sobre muchas otras cosas: problemas que afectan al barrio; problemas que nos afectan por el solo hecho de ser mujeres. Y además, interpelar. De eso también se trata EnfOcadas:

Dice Agustina: -nos interesa realmente dar una disputa en el plano visual. Creemos que vivimos en un mundo hipervisual y no hay formación que acompañe esa lectura. Es muy importante, porque es información que está.

Disputar es la palabra que elijen las EnfOcadas para definir también su hacer fotográfico: “Consideramos a la fotografía un lenguaje artístico-cultural en el que es preciso dar una disputa simbólica fundamental para que este sea capaz de denunciar lo que consideramos injusto y opresivo”, escribieron en un artículo para la revista Andariegas del Instituto Municipal de la Mujer.

Revolucionar miradas; y en ese acto de revolución, dicen, construir lo común.

11717543_1084307244920486_3435920391265753970_o (1)

Una sombra proyectada sobre el muro. La bicicleta, el puente, las plantas. Una torre de basura acumulada. Los ladrillos a la vista y en un rincón, la soga con la ropa que se seca al sol. En la Biblioteca, las sonrisas compartidas de la pibada. Mujeres que bailan; mujeres que debaten, mujeres que marchan. Todo es motivo de foto: las EnfOcadas gatillan la cámara.

-Nos sentimos empoderadas-, coinciden.

Con sus coberturas ya han participado de la Flia de Emergencia y de una performance junto al grupo Mestizas.

– También está la idea de que sea la foto una herramienta de trabajo. Tuvimos la experiencia de tener una cobertura de cumpleaños,- refiere Maira, otra de las integrantes del grupo.

En el 2015 se presentaron a la convocatoria de Ingenia que depende del Ministerio de Cultura de la provincia. Fueron seleccionadas y así pudieron adquirir una cámara fotográfica reflex. Esto posibilitó que algunas integrantes pudieran aprender más sobre la técnica en sí y avanzar con el uso de la herramienta. No solo tomar una foto; sino además editar en programas de software libre.

Pero todas concluyen que lo que las potencia no es solo el resultado. El hacer, la creación, el encuentro en un gran barrio con múltiples desigualdades. Entonces, el acto fotográfico se transforma en un acto político-feminista.

– Es un modo de ver el mundo, que en este caso es a través de la fotografía,- dice Maira.

-Ver el mundo desde las mujeres que somos, que queremos ser, qué espacios queremos generar-, agrega Mariana.

Todos son interrogantes porque desde la pregunta nace la acción. Acción que no se entiende de manera individual sino colectiva, aunque el trabajo intimista y las particularidades de cada una estén siempre presente.

– Si no lo hacemos colectivamente no tendría sentido. Es un grupo muy heterogénero, distintas edades, distintas experiencias de vida. No buscamos suprimir la heterogeneidad porque eso hace que el taller sea mucho más dinámico. Lo que tenemos en común es que somos mujeres y compartimos esa necesidad de encontrarnos entre nosotras,- vuelve a decir Maira.

A su lado, Agustina, la fotógrafa del grupo, remata:

– Ahí radica el gran poder, es un click de liberación, y como hacedoras de imágenes nos interesa transmitir eso, la posibilidad de libertad que nos da esta herramienta de expresión.

Contacto: EnfOcadas Cabin 9

También te puede interesar

1 comentario

  • Julieta says: 22/03/2017 at 11:03

    Hola. Me interesaría participar del proyecto, es posible? Beso y felicitaciones por el trabajo.

    Reply
  • Deja tu comentario

    Share This

    Share this post with your friends!