La radio lleva consigo la cualidad humanitaria de acortar distancias, de acercar voces y relatos. Es también una herramienta popular de transformación social. La voces de los niños, niñas y adolescentes tienen un lugar especial en FM Aire Libre, puntos de vista fundamentales para pensar en otros mundos posibles.

IMG_0022_thumb_1

Sentados en ronda en la sala de grabación, un grupo de chicos y adolescentes charlan entusiasmados. Acaban de hacer su tercer programa de radio en vivo, y en la conversasión van y vienen los comentarios. “Me trabé al principio pero después salió bien”, dice con voz cálida Dámaris, una de las conductoras. “Sí, me gustó más que el anterior”, expresa Jorge. A un costado, Andrés asiente con la cabeza. Juntos miran los guiones, se critican, comparan, y desde la confianza van recorriendo este proceso de aprendizaje que lleva varios años.

Yamila, Andrés, Dámaris, Jorge “Pájaro” y Brian, son alumnnos de la escuela rural Domingo Silva Nº 6379, ubicada en Bajo Hondo (Uriburu al 7500), en las afueras de Rosario. La mayoría de los chicos vive en el barrio Fachinal, para llegar hasta la FM Aire Libre hicieron más de un kilómetro en bicicleta, las dejaron en casa de unos parientes y de ahí tomaron el 39/5 hasta la radio.

Los chicos se zambuyeron en el mundo de la radio a través del proyecto «Las flores del camino», desarrollado en dicha escuela. Radio Changuitos, fue su primera experiencia radial, hace unos años, entre juegos y canciones los chicos llenaron de espontaneidad la FM Comunitaria traspasando los límites del barrio y de la escuela. Y hablar del trabajo en radio es referir a un quehacer colectivo y social, articulado entre varios, donde el concepto de comunidad atraviesa todo el proceso de creativo.

Hoy, los iniciadores de Radio Changuitos tienen más de once años y se propusieron el desafío de hacer Noti Jóven, un programa en vivo, con un estilo más profesional. “Tengo quince años y hace cuatro que vengo haciendo Radio Changuitos, y en estos años empezamos a crecer y quisimos hacer una cosa más adulta, más responsable. Antes el programa era editado, estaba relacionado a la niñez, ahora el interés es más para los adultos y jóvenes”, expresa Jorge con una seguridad admirable. “Antes se hacían chistes, leíamos poesías, ahora hacemos entrevistas y contamos las noticias que pasan en el barrio”, dice Andrés de 14 años. “Soy el conductor junto a Dámaris y también hago deportes”, dice Brian acurrucado entre camperas, engripado, pero firme en los estudios de la radio. “Nuestros compañeros saben que estamos en la radio, nos preguntan qué cosas hacemos y si nos ponemos nerviosos cuando estamos en el aire. Yo tengo dos hermanos que cuando eran chicos no tuvieron la oportunidad que tenemos nosotros, y me felicitan por esto”, dice Jorge sobre las repercusiones del programa.

Noticias de primera mano
Las informaciones que ofrecen a los oyentes no las bajan de internet, tampoco las leen de los diarios, sino que las producen ellos mismos. “Por ejemplo nosotros vimos el cable de la luz que se cayó. De la noticia del camionero muerto en la playa de estacionamiento nos fuimos enterando de boca en boca, vimos que había muchos policías y comandos dando vueltas; averiguamos y lo habían matado para robarle. Y al colectivo que volcó en la ruta también lo vimos”, comentan el proceso de producción de las noticias emitidas en su tercer programa. “Sí, el colectivo volcó en frente de mi casa”, asegura Andrés.

Noti Joven sale al aire cada quince días y se realiza en vivo dentro del programa “Señales”, conducido por el periodista Claudio De Luca, los sábados de 9 a 12 en Aire Libre.
Por su parte, Radio Changuitos sigue estando al aire los viernes a las 10, 12.45 y a las 20 hs. Participan del micro chicos y maestros de las escuelas 6379, 1102, 2050, 1314 y 1323. Trabajan en la producción Ana Clara Riba, Mari Pintus, Cristian Torres y Beto Palacios.

Habilidades que crecen
La producción radial es una de las patas de un proyecto Las Flores del camino, que cuenta con el apoyo del Centro de Educación y Comunicación Popular (Cecop) y de la Fundación Minetti. Uno de sus objetivos es el “desarrollo de las habilidades de comunicación oral y escrita, a través de experiencias concretas, de obras tangibles”.

Además de la producción radial incluye la realización de una revista, la producción literaria, y el año pasado se animaron a hacer un cortometraje: “La familia unida”. Por estos días los chicos y profesores están trabajando en el guión de la segunda parte del film, que está a disposición de quienes quieran disfrutarlo en la Biblioteca Cachilo. “El proyecto lo venimos trabajando desde hace años, en el 2006 conseguimos el financiamiento de la Fundación Minetti, lo que nos dio un gran impulso. Desde entonces tenemos más recursos para trabajar, pudimos comprar grabadores digitales, la cámara de fotos (con la que hicimos la película) y publicar el libro”, expresa el docente y coordinador Fernando Mut.

La radio lleva consigo la cualidad humanitaria de acortar distancias, de enlazar a comunidades de los parajes más recónditos; así como de acercar relatos y sonidos autóctonos a la vida de miles de personas que viven lejos de sus tierras. Desde 1920, cuando los Locos de La Azotea realizaron desde nuestro país la primera transmisión de radiodifusión del mundo, la radio no paró de sonar. Desde aquel 26 de agosto, este medio de comunicación, popular por naturaleza, conmueve, emociona y continua abriendo posibilidades de expresión. Desde hace veinte años, los micrófonos de FM Aire Libre (91.3) ratifican su compromiso con la pluralidad de voces, y los niños, niñas y adolescentes tienen allí su propio espacio de participación.

Contactos:
TE: 0341- 155892518 (Fernando Mut)
Blog: http://radio-changuitos.blogspot.com/

Compartir

Ayudanos a difundir!