En la esquina de Balcarce y Biedma, a pocas cuadras donde hace menos de siete meses fueron acribillados a balazos tres militantes del Movimiento 26 de Junio, fue asesinado Facundo Osuna. El joven de 18 años, ligado a una de las dos bandas que competían por la venta de drogas en el barrio, fue quien aportó uno de los testimonios claves que permitieron ligar una serie de ataques que tuvieron su corolario en la masacre de Villa Moreno. Mientras desde la comisaría 15ª alimentan las hipótesis del móvil “pasional” o una discusión por diferencias futboleras, desde el Movimiento 26 de Junio enmarcan este nuevo episodio en “la trama de complicidades que anudan a sectores del narcotráfico con las fuerzas policiales que patrocinan dicho negociado”. Por su parte, el padre de una de las víctimas del triple crimen afirmó que «alguien quiso callar a este joven». Imagen: Agostina del FPDS Rosario

Nota completa en Indymedia Rosario

 

Compartir

Ayudanos a difundir!