Compartimos comunicado

Foto: Indymedia Argentina

Foto: Indymedia Argentina

Familiares de Mercedes Delgado y Colectivo El Caleidoscopio repudiamos los hechos de violencia constante por parte de la Familia R. (implicados como responsables directos en la causa que investiga el asesinato de Mercedes Delgado) hacia los hijos y familiares de nuestra compañera, madre y amiga. 

En la madrugada del sábado 17 de mayo, el menor de la familia R. -imputado en la causa de Mercedes y recientemente liberado de la prisión domiciliaria- junto a uno de sus hermanos y otros amigos, irrumpieron en la vivienda de Mercedes, ubicada en calle Garzón 416 bis ingresando por el pasillo y descargando disparos con un arma casera, con la intención de herir o matar a cualquiera de los hijos que allí viven.

No obstante, antes de retirarse del domicilio y a modo de provocación, robaron una moto que estaba allí, rompiendo la traba y huyendo del lugar.
A raíz de este hecho se radicó la denuncia en la Comisaría N°12 del Barrio Ludueña, en donde se negaron a darle curso a la denuncia por intento de homicidio, y sólo tomaron la declaración por el robo de la moto; reflejando la intención de registrar como un hecho aislado todo lo sucedido y separarlo de todas las provocaciones que recibe la familia de Mercedes.
Una hora más tarde y tras los frustrados intentos por denunciar lo que realmente estaba ocurriendo, los hermanos R. volvieron a irrumpir en la casa armados con cuchillas, y nuevamente volviendo a intimidar y amenazar de muerte a la familia.

Tras estos hechos, queremos remarcar la situación de indefensión y vulnerabilidad en la que se encuentra la familia de Mercedes, expuesta a la violencia y a la impunidad que demuestran a diario la familia R.

Ante lo sucedido, denunciamos y exigimos:
• La efectiva captura del asesino de Mercedes Delgado y de los cómplices implicados en su asesinato.
• El resguardo de la integridad de todos los hijos de Mercedes, garantizando su protección y seguridad personal de manera permanente hasta que se esclarezca el asesinato de su madre.
• Que se protejan sus derechos re-vulnerados por el desamparo de un Estado, cuyas intervenciones erráticas no lograron garantizar ningún derecho, quedando muy desprotegidos tras el asesinato de su madre quien era un sostén emocional y económico fundamental.
• A pesar de la existencia de distintos actores a dónde denunciar y acudir, no se obtuvieron respuestas tangibles y concretas ante la situación. Esto está ligado a la burocracia excesiva, que en lugar de esclarecer y agilizar, dificulta la investigación de la causa.

Para finalizar queremos nuevamente denunciar que lo ocurrido el fin de semana no es un hecho aislado, sino que está ligado a las permanentes provocaciones que monta la familia R. para que la causa no siga curso y se tergiverse su resolución.

Por ello exigimos una intervención activa de la Justicia, como así también la extensión de políticas sociales para Ludueña, ya que las realidades barriales no se resuelven con las fuerzas represivas, sino con políticas integrales que garanticen derechos para todos los vecinos, y fundamentalmente para todos los pibes y pibas, quienes en este momento están sufriendo la estigmatización y la dureza de los golpes.

Compartir

Ayudanos a difundir!