1502734_10152556276275999_5350776711207503383_o

Por Taller Ecologista Rosario

Se discutió en el Concejo un plan que busca regularizar a trabajadores informales y reconvertir la tracción a sangre. El Ejecutivo Municipal no asistió a la sesión y no se pudo avanzar en la discusión. Desde Taller Ecologista expusieron su posición.Por Taller Ecologista Rosario

El miércoles 20 de agosto en el Concejo Municipal de Rosario se discutió un plan que busca regularizar a trabajadores informales y reconvertir la tracción a sangre. El Ejecutivo Municipal no asistió a la sesión y no se pudo avanzar en la discusión. Desde Taller Ecologista presentamos nuestra posición frente a este complejo tema, en el que se sigue estigmatizando y subestimando el indispensable trabajo de los recuperadores informales. Compartimos una síntesis de lo expuesto por Mirko Moskat.

“Frente a una sociedad que muchas veces sigue estigmatizando y desvalorizando el trabajo de los recuperadores de residuos, queremos reivindicarlo. El trabajo de los recuperadores informales, carreros, cartoneros, cirujas, es una forma digna que miles de rosarinos han encontrado frente a situaciones de pobreza e incluso le significa ahorros presupuestarios al municipio. Además, es importante para el ambiente”, sostuvo el coordinador del área Residuos al comienzo de su exposición.

“Todos sabemos que el reciclaje es beneficioso para el ambiente, ya que produce ahorro de energía, reducción de contaminación, mitigación del cambio climático, etc. Pero también podemos analizarlo económicamente”, sostuvo Mirko Moskat, ofreciendo números concretos.

Según el presupuesto 2014 la Municipalidad prevé gastar casi 80 millones de pesos en disposición final. Por lo que se puede estimar que los recuperadores de residuos en Rosario permiten que se reciclen en torno a 50 toneladas/día de residuos. Estos materiales que son recuperados, no van al relleno, por lo que no hay que pagarle a la empresa que opera el relleno sanitario que cobra por tonelada. “Por lo que resulta facil observar que se produce un ahorro de casi 5 millones de pesos anuales gracias al trabajo de los recuperadores”, destacó Mirko.

“Los recuperadores deberían tener un rol primordial en cualquier política de gestión de residuos municipal. Hoy en día todos hablan de inclusión, pero no todos entienden lo mismo sobre qué y cómo debe ser la inclusión. Nosotros preferimos hablar de integración. Las políticas municipales de gestión de residuos deberían integrar a los recuperadores, como parte esencial del sistema”.

En la ciudad de Rosario se ha estructurado un sistema de gestión empresarial que deja poco margen para integrar a los recuperadores. El presupuesto municipal 2014 destina un monto de 550 millones de pesos para recolección y disposición final, los cuales llegan básicamente a tres empresas: Limpar, Lime y Resicom; esto es el 90% del presupuesto destinado a gestión de residuos.

“Ha habido alguna intervención del municipio en cuanto al desarrollo de emprendimientos de clasificación y al fortalecimiento de emprendimientos de reciclaje. Pero éstas son débiles y se han destinado muy pocos recursos a sostenerlas. Además las acciones en materia de separación de residuos están muy desarticuladas de las acciones desarrolladas para incluir a los recuperadores informales”, señaló Mirko.

En este sentido, Moskat hizo referencia a la precariedad de los emprendimientos de clasificación que trabajan con materiales del programa separe. Por ejemplo el que funciona desde hace 13 años en la vereda de Cabal y Olivé (ver nota).

“Una vez más nos preguntamos: ¿el Ejecutivo Municipal tiene la voluntad política de integrar a los recuperadores informales?. Respecto a las políticas de separación de residuos, desde hace años venimos señalando que para cumplir con la ordenanza Basura Cero es necesario reestructurar el sistema, incorporando integralmente la separación. No basta con hacer “parches”, agregados al sistema, tal como se viene haciendo hasta hoy. En la medida en que no haya voluntad de discutir el sistema empresarial de gestión de residuos, será difícil que haya espacios para los recuperadores y que se puedan integrar al modelo de gestión de residuos”, señaló Mirko Moskat. (ver nota)

En la jornada, convocada por la edila del PRO Julia Bonifacio, participaron funcionarios políticos, representantes de carreros y de organizaciones ambientales y proteccionistas.

Compartir

Ayudanos a difundir!