El Sindicato de Prensa Rosario y la FETRACCOM (Federación de los Trabajadores de la Cultura y la Comunicación) expresan su firme repudio al allanamiento ordenado por un juez a la casa de Víctor Hugo Morales. Se trata de una medida desproporcionada para la concreción de un embargo en un juicio iniciado por Cablevisión, una de las empresas del grupo Clarín. El despliegue de oficiales de justicia acompañados del abogado de la corporación mediática, Damián Cassino, adquiere la forma de una intimidación, de un amedrentamiento destinado a silenciar la voz de VHM.

Víctor Hugo Morales

Si  la medida  quiere justificarse desde el estricto terreno legal,  el SPR entiende que ese proceder careció de legitimidad y adquirió casi el ribete de un espectáculo que el sentido común puede entender como un intento de descrédito hacia la labor del periodista. Cabe recordar, además, que el juicio fue iniciado en 2001, por Cablevisión, a raíz de que VHM pasara imágenes del partido  que se disputaba entre Boca Junios y el Real Madrid en su programa “Desayuno”, por Canal 7, cuando los derechos de transmisión los tenía Cablevisión.

El allanamiento a la casa de VHM y el motivo del juicio, hacen recordar la importancia de  que los espectáculos deportivos que concitan el interés popular estén, justamente, al alcance de toda la sociedad y que no formen parte de un negocio basado en el ‘secuestro’ de imágenes por parte de un  minoría que desconoce el valor de derecho humano y bien social de la información.

Rosario, 16 de julio de 2015

SINDICATO DE PRENSA ROSARIO

FETRACCOM (Federación de los Trabajadores de la Cultura y la Comunicación)

Compartir

Ayudanos a difundir!