En un violento hecho, la policía de la provincia detuvo a dos menores de edad luego de un disturbio en la puerta del edificio dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. “Abusaron de los pibes, les pegaron, a nosotros nos desoyeron y nos amenazaron”, dijo un trabajador.

Por Martín Stoianovich

Rosario. Cortada Ricardone 1345. Dirección Provincial de Niñez. “Hay dos policías adentro y dos pibes afuera. Hay una orden de algún sector del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia para permitir que haya policías adentro. En ese marco empieza todo”, describe un trabajador de la Dirección. Los dos pibes quieren entrar, los policías no se lo permiten. Hay un forcejeo y los chicos quedan definitivamente afuera. Después llegan los refuerzos. En moto y en camioneta. Bajan más policías. Le pegan a los chicos y se los llevan detenido a la Comisarioa 2da.

“En la puerta del edificio de la Dirección Provincial de Niñez, que es el órgano competente de aplicación de la ley de defensa de los derechos de los pibes, se estaban vulnerando todo tipo de derechos”, dijo a enREDando un acompañante personalizado de la Dirección. “Abusaron de los pibes, les pegaron, a nosotros nos desoyeron y nos amenazaron”, agregó.

Fue en la tarde de este lunes, cuando dos menores que están siendo asistidos por esta área del gobierno provincial fueron a la Dirección a solicitar tickets para ir a almorzar en el comedor del Centro Cultural La Toma. Cuando los policías que trabajan en el interior del edificio negaron el ingreso porque los trabajadores se encontraban en asamblea, comenzó el forcejeo. “La policía de adentro llamó a refuerzos y cuando llegaron marcaron al pibe, que ya se había calmado, estábamos sentados en el hotel de al lado”, relató el trabajador.

Fue entonces cuando siguió la agresión: “La policía, sin mediar ningún tipo de palabras con nosotros los trabajadores que estábamos con el pibe tratando de bajar la tensión, le dicen que se levante. Cuando se levanta lo dieron vuelta y lo estamparon contra una columna del hotel”. En la escena había otro joven que empujó a los policías para que suelten a su amigo. “Ahí dos policías se le van al humo, se paran para pelear como una pelea callejera mano a mano”, describió el trabajador. “Cuando lo redujeron lo agarraron fuerte del cuello y lo dejaron sin aliento, estaba colorado, no podía respirar”, agregó.

La agresión a los chicos se aplicó también a los trabajadores: “Cuando agarré el celular para sacar una foto me empujaron y me quisieron agarrar. Yo estaba forcejeando con el policía que seguía ahorcando al pibe y el otro me quería agarrar el celular”. Finalmente, los jóvenes fueron trasladado a la Comisaría 2da en el operativo, que estuvo a cargo del Oficial Inspector Héctor Díaz.

Para los trabajadores de la Dirección Provincial de Niñez esta situación se dio en un marco de crisis que está viviendo el Ministerio de Desarrollo Social. “Minutos antes del hecho se hizo una asamblea en donde quedó expuesta la emergencia social en la que estamos. La Dirección está prendida fuego, no se le puede dar ningún tipo de respuesta a los pibes, las pibas y sus familias”, agregó el acompañante.

Hace meses los trabajadores vienen agrupados en asamblea denunciando distintas irregularidades en el funcionamiento del Ministerio. Por un lado la precarización de la figura del acompañante personalizado, y por otro lado el mal uso del presupuesto, destinado a instituciones privadas que mantienen una lógica alejada de la promoción o restitución de los derechos de los niños, las niñas y adolescentes. Esta vez, otra vez, el accionar punitivo y represivo del Estado se impuso sobre los derechos de los pibes.

Compartir

Ayudanos a difundir!