Todas las voces 0

Télam: despidos masivos y resistencias múltiples

En Télam fueron despedidos la semana pasada 357 trabajadores que desde entonces sostienen el paro y la toma pacífica de los dos edificios de la agencia. La Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados de la Nación citó hoy a las 18:30 a  Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios Públicos, quien festejó el despido del cuarenta por ciento de la plantilla total de trabajadores.

Por Tomás Viú

Fernando  trabaja como archivista periodístico desde hace 29 años. Antes de entrar en Télam, trabajó en el archivo de la revista Humor, de Ediciones de la Urraca, publicación que fue un bastión contra la última dictadura. También trabajó en archivos de La Prensa. Los archivistas son los que hacen las estadísticas y auxilian a los redactores con información de todo tipo. Leen los diarios todos los días, juntan, escanean y guardan toda la información: arman el archivo y se lo facilitan a quienes lo necesitan.

Fernando tiene franco domingo y lunes. El martes pasado, cuando se estaba preparando para ir a trabajar, recibió el telegrama. Fue uno de los primeros. Un baldazo de agua fría, dice, y recuerda que el sábado anterior fue un día raro porque no estaban los jefes. Él trabajó normalmente sin saber que tres días después sería uno de los 357 despedidos de la agencia estatal de noticias Télam.

“Hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos. Los ciudadanos porque recibirán de la Agencia Télam información objetiva, veraz e independiente. El periodismo porque podrá desplegar, sin presiones ni chantajes, su noble oficio. Hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos. Hoy ganó el futuro de la Agencia Télam”. Este es un fragmento del texto que publicaba orgulloso Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios Públicos, el mismo día en que a Fernando y a sus más de trescientos cincuenta compañeros les arrebatan el trabajo. La pérdida (despojo) de los puestos de trabajo es la victoria de Lombardi. Él gana cuando los trabajadores pierden.

Desde el día en que recibieron los primeros telegramas el paro de los trabajadores es total. El pedido es claro: exigen la reincorporación de todos los compañeros y compañeras.

“Decir que Télam va a funcionar sin toda esta gente es un delirio”, sostiene Fernando. Para él es claro que el vaciamiento es una decisión política y que a los directivos no les interesa la agencia en términos periodísticos porque tienen sus propios medios. “Lombardi habla de la gente que tiene ideología como si fuera un pecado mortal, y también dice que hay gente que falta y tiene irregularidades”. Fernando, que en sus 29 años de trabajo nunca tuvo una sanción, dice que siempre gozó de buena salud con los trabajadores y con los jefes. “Si alguien se equivocó que lo sancionen por las vías que corresponden. Primero se deben hacer charlas, apercibimientos y suspensiones. Y si eso no va, bueno. Pero acá te despiden de golpe. Están desguazando la agencia”.

Fernando también se formó como musicoterapeuta y hasta hace cuarenta días trabajaba pocas horas en dos clínicas, durante el tiempo que le dejaba libre su trabajo en Télam. Las clínicas atendían pacientes psiquiátricos de PAMI. Pero las dos clínicas cerraron y en cuarenta días Fernando pasó de tener tres trabajos a ninguno.

Marta es periodista de Télam hace 23 años y trabaja en Sociedad, sección de la cual echaron al setenta por ciento. Según ella no es casual que echaran al grupo que trabajaba con una perspectiva de género y que venía cubriendo los Encuentros de Mujeres, las infancias vulneradas y el tema del aborto. “Hay gente con mucha trayectoria, que han recibido premios y que trabajan todos los días”. Marta cuenta que previo a los 354 despidos de la semana pasada habían despedido a tres trabajadores. Por eso lo entienden como parte de una escalada. “Acá se buscó reducir la masa salarial a un cuarenta por ciento, algo que surgió después de los acuerdos del gobierno nacional con el FMI”. Dice que es el primer intento “tan a mansalva” y denuncia la implementación de “un método típicamente nazi de querer coartar la libertad de expresión y el derecho a la información de una manera salvaje“.

¿A vos te llegó?, era la pregunta recurrente entre los trabajadores la semana pasada. Los funcionarios de la empresa se escondían detrás de los telegramas que llegaban sin previo aviso. Marta dice que la intención de los gerentes fue dividir a los trabajadores porque a un sector les enviaron un mail de bienvenida a la nueva agencia mientras otros recibían el telegrama y algunos ni siquiera eso: la noticia llegaba porque tenían la indemnización en el banco.

“Estamos cuidando el edificio porque no hay nadie del directorio ni de los gerentes. Realizamos actividades desde acá. Estamos cuidando a Télam”, dice Marta, que se refiere a la solidaridad y a la visibilidad que tomó el asunto. “Estamos con esperanza porque tomó mucha fuerza y dimensión. Nuestro objetivo es lograr la reincorporación de todos los despedidos”.

Mientras el jueves a las trece horas hay prevista una marcha desde el Obelisco hasta el Centro Cultural Kirchner (donde están las oficinas de Lombardi y los directivos haciendo las liquidaciones de los haberes y las indemnizaciones), la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados de la Nación citó hoy a las 18:30 al titular del Sistema Federal de Medios Públicos para hablar sobre los despidos. En el comunicado Hernán Lombardi se refiere a la voluntad de acompañar “la decisión del directorio de Télam de completar un plan de reformas y modernización para poner a la agencia donde debe estar”. Mientras tanto, los trabajadores resisten este atropello.

 

*Para mandar la adhesión a la lucha de los trabajadores de Télam: trabajadorxstelam@gmail.com

También te puede interesar

Sin comentarios

Deja tu comentario

Compartir

Ayudanos a difundir!