Feminismos 1

Basta de medias tintas

Un festival para gritar Basta de Medias Tintas a un Senado que demora la sanción definitiva de tres proyectos de ley fundamentales: Cupo laboral Trans, paridad de género y Educación Sexual Integral. Todo el movimiento de mujeres y disidencias de Santa Fe le exige a senadorxs provinciales que avancen en la aprobación de estas leyes que garantizan derechos esenciales.

Fotos y texto: Agustina Verano desde Santa Fe

No estamos en un momento histórico para que la coyuntura sea escrita con medias tintas.  Necesitamos dejar atrás los libros de historia y las leyes establecidas por quienes mantuvieron siempre el status quo: el poder que impone cómo debe dibujarse el placer, que reprime el deseo y no da lugar a otras pinceladas que no sean las señaladas por la heteronorma.

No queremos medias sanciones, no queremos que la lucha por políticas públicas que garanticen nuestros derechos, lleguen siempre hasta la mitad.

Queremos futuro. Pero un futuro donde la dignidad sea costumbre, como gritan las zapatistas hace rato. Por eso es que la tinta comenzó a desparramarse por fuera de donde siempre nos han dicho cómo y por dónde había que escribir.

***

Empieza el festival y en el escenario se ven tres consignas en las pantallas de colores: Cupo Laboral Trans/ Educación Sexual Integral/ Paridad de Género. El lugar, desde temprano está lleno de banderas, ferias, música diversa que caracteriza una lucha que hace tiempo dejó de ser individual.

Todo el ambiente reproduce lo que en los micrófonos se va diciendo: con esta lucha se busca reparar la historia y se le exige a lxs senadorxs que escuchen la palabra de quienes, con su cuerpo, militan futuro. Un futuro que también es hoy.

Desde el escenario se observan familias de todo tipo, mujeres con sus niñxs en brazos, niñxs inventando juegos con los pañuelos, y pibes que van llegando en malón y arman grupos en el piso, pasándose mate y glitter. Los números se escuchan desde los micrófonos para denunciar lo que el movimiento feminista y de diversidad de Santa Fe viene reclamando en las calles, escuelas, territorios, y que hoy llega a la Legislatura, diciéndoles a lxs Senadores por qué es necesario que estas tres leyes se aprueben: porque estamos hablando de nuestros derechos.

En el caso de la ley de Paridad, que desde mayo espera tratamiento en la Cámara de Senadores y que podría perder estado parlamentario, desde el escenario hablan de la necesidad de “construir un “nuevo paradigma de representación ciudadana”, haciendo hincapié en la importancia de “comprometernos a trabajar por la concreción de la Democracia Paritaria y feminista”. “Vamos a feminizar la política para transformarla”, agregan, acompañando con una afirmación: “las mujeres somos el 51,56% del electorado y por ello queremos participación y representación igualitaria entre varones y mujeres en cumplimiento de los derechos y garantías consagrados en la Constitución Nacional y tratados internacionales. Se entiende por participación y representación igualitaria aquella que se integra, en órganos colegiados electivos, con un cincuenta por ciento (50%) de cada sexo”

Cuando las representantes de la ESI toman el micrófono no dejan de informar sobre lo que establece la Educación Sexual Integral para romper cualquier cerco mediático y eclesiástico. “Un derecho humano fundamental de todos los y las estudiantes de la Provincia, que debe garantizarse en todos los niveles y modalidades del sistema educativo”. Se nombran los tres ejes fundamentales por los cuales se necesita pensar la educación con perspectiva de derechos, y en cada uno de ellos rematan con una frase que sintetiza por qué necesitamos pensar otra manera de educar/nos.

. Abuso sexual en la infancia:  En las ciudades de Santa Fe y Rosario, la Defensoría de NNyA atendió, 402 casos de niños violentados, de los cuales 85 fueron abusos sexuales y 9 casos de explotación o trata. Necesitamos la ESI para que NNyA sepan reconocer cuándo se produce un abuso y poder pedir ayuda.

. Violencia hacia las mujeres:  En la Provincia de Santa Fe, en 2017 se atendieron más de 7600 casos de violencia contra mujeres, de los cuales 1280 fueron víctimas menores de 18 años. Necesitamos la ESI para desnaturalizar la violencia en los noviazgos, los celos, el amor posesivo y la no valoración de las mujeres como personas con derechos.

. Embarazo adolescente: En 2017 hubo más de 2700 embarazos de adolescentes menores de 19 años, siendo 200 de estas mujeres niñas de 10 a 14 años. Necesitamos reforzar la ESI para fortalecer la prevención de embarazos no buscados y que chicas y chicos no vean cortados sus proyectos de estudio y trabajo.

Quienes hablan desde la lucha por el Cupo Laboral Trans se refieren a un “Nunca Más a la persecución sufrida por las personas trans y travestis durante la dictadura militar, pero también durante más de 30 años de democracia”

Los números transmiten tristeza: la expectativa de vida de las personas trans aún no supera los 40 años. El 80% nunca egreso de la educación obligatoria. El 90% aún sobrevive en base a la prostitución.

“Acumulamos el triste récord de 7 mujeres trans asesinadas en sólo 5 años: Vanesa Zabala, Coty Olmos,  Mónica Chiviro, Chiche Castañeda,Pamela Tabárez, Adriana Cuqui Bonetto, Sol Gómez, . Cualquier otro registro anterior es prácticamente inaccesible, ya que no existen herramientas para acceder a los mismos. Las demás muertas solo descansan en nuestra memoria. No estamos acá por un privilegio, por el contrario les proponemos esta herramienta de inclusión, de reparación, de reconocimiento, y que esperamos algún día en el futuro recordar como un anecdótico cupo, cuando la sociedad en su conjunto pueda competir en igualdad de oportunidades por el acceso al derecho al trabajo, ese que nos es negado desde el nacimiento de nuestra nación, hace 202 años”

Mientras integrantes del colectivo que representa la Ley de Cupo Trans bajan abrazadxs bajo la bandera que lxs envuelve, abajo se empieza a escuchar: “Lo dijo Lohana y Sacayán: Al calabozo no volvemos nunca más”.

***

Si hablamos de no andar con medias tintas, no podemos dejar afuera las voces de quienes hoy militan este futuro, de quienes hoy son nuestrxs sujetxs políticxs, de quienes hoy habitan las calles, el Congreso, y las escuelas para recordarnos desde su propia ética y estética que, como dice la periodista Luciana Peker, la represalia es al deseo.

A veces, entonces, solo hay que mirar/lxs y que sus  posturas, sus gestos, sus miradas, sus lenguajes nos interpelen, nos generen y respondan preguntas.

Por eso, sus rostros fotografiados desde sus expresiones deseantes, desde un encuadre que vaya más allá de los ojos: que se sienta en nuestros cuerpos lo que escriben con los suyos.

La represalía es al deseo, por eso la necesidad de mirar una, dos, tres veces sus retratos que van más allá de lo visual. Sus retratos también son sus palabras que dibujan un cadáver exquisito anónimo, porque lo que acá prevalece es lo colectivo. Ellxs nos dicen porqué lxs atraviesa esta lucha, y se preguntan: ¿qué hubiera pasado si la ESI se hubiese implementado desde su infancia?

Acá hablan lxs pibxs:

– No  hubiera reprimido mi sexualidad. Hubiera sido mejor mi vida. Hubiera sido más libre.

– Mi entorno también hubiera sido libre.

– Hubiéramos podido entender nuestros derechos fundamentales, identificarlos, conocernos, transmitirnos eso entre nosotres.

– Hubiera tenido seguridad en mi vida. Me hubiera podido ahorrar un montón de situaciones de violencia y abuso.También hubiera tenido herramientas para  hablar muchas cuestiones con mi vieja y mis hermanos. Si no fuera por el feminismo hoy no podría sentirme así: libre.

– Yo directamente hubiera sido otra. Hubiera tenido otro registro de mi cuerpo

– Llegué a la ESI por una profe que una vez en una hora de convivencia nos mostró unas imágenes. Me cambió la vida la ESI. Si hubiera tenido en mi infancia hubiera podido VIVIR MEJOR.

– Hubieran sido identificados varios casos de abuso. Hubiéramos nosotras podido identificar lo que es un abuso. Hoy en mi colegio identificamos y denunciamos situaciones de abuso gracias a la ESI.

– Hubiera podido conocer mi cuerpo (recién por ejemplo ahora me entero de partes de mi concha)

La tinta se está desparramando. Ya no se escribe con un solo color, sino que podemos empezar a elegir el color con el que queremos escribir la historia. Las tintas diversas ya recorren nuestros cuerpos. La música resuena y abajo del escenario se ven cuerpos envueltos por banderas, pañuelos y abrazos.

Decimos basta de medias tintas porque desde que nacemos vamos al jardín, continuamos el ciclo educativo formal y obligatorio y nos enseñan a dibujar y pintar de una sola manera: con lineamientos rectos, pinceladas que no se salgan de los márgenes de las hojas. Nos sobran las esperanzas de este lado del charco. Por eso, las únicas medias que queremos son las de lxs pibes, agujereadas, con brillos, de colores, estampadas: estéticamente políticas.

También te puede interesar

1 comentario

  • Bibiana says: 05/11/2018 at 17:05

    Que hermosura saberles aqui y ahora tan integres, tan decidides, tan clares, tan jugades, tan grandessss

    Reply
  • Deja tu comentario

    Compartir

    Ayudanos a difundir!