Gabriel Strumia y Roxana Michl fueron condenados a 17 y 7 años de prisión respectivamente. Los siete imputados restantes, entre ellos cinco policías, quedaron absueltos por el beneficio de la duda. Así lo decidió el Tribunal que falló en segunda instancia, revocando parcialmente la sentencia del pasado 2 de mayo en la causa que investiga la desaparición de Paula Perassi. 

Menos de cinco minutos duró la lectura del fallo del Tribunal integrado por lxs jueces de Segunda Instancia Alfredo Gustavo Salvador, Carolina Hernández y Javier Beltramone.

La sentencia, esperada por la familia de Paula Perassi, la joven sanlorencina desaparecida desde el 18 de septiembre de 2011, y todo el movimiento de mujeres de Rosario y la región, determinó finalmente revocar parcialmente la absolución de los 9 imputados, y dictar la condena por el delito de privación ilegal de la libertad coactiva agravada por tratarse la víctima una mujer embarazada, a 17 años para Gabriel Strumia y 7 años de prisión por ser partícipe secundario del hecho a su pareja Roxana Michl. Sin embargo, ambos podrán apelar y mientras tanto, esperar el proceso en libertad con restricciones.

Para el resto de los imputados, entre ellos, 5 policías, Gabriel Godoy, Aldo Gómez y María Galtelli, y los ex comisarios Jorge Krenz y Adolfo Daniel Puyol, acusados de encubrimiento, se confirmó la absolución que dictó el pasado 2 de mayo el Tribunal de primera instancia.

“Nosotros seguimos buscando sus huesos”, dijo Alberto, como pudo a la salida de la Sala 1 de los Tribunales Provinciales. Alicia insistió en esta incansable búsqueda que llevan desde hace 8 años: “queremos saber qué hicieron con Paula. Acá funciono todo un sistema, porque hacer desaparecer a una persona no es sencillo”.

Adrián Ruiz y José Ferrara, abogados de la familia, anticiparon que se encuentran a la espera de los fundamentos para conocer los motivos por los cuales solo 2 de los 9 imputados fueron condenados y señalaron: “Se ha llegado a un grado de certeza y responsabilidad de Strumia y su esposa y eso es un alivio, porque para eso trabajamos. Este es un paso para encontrar a Paula, es lo más importante porque la familia va a empezar a cerrar su duelo cuando le puedan explicar a sus hijos, dónde está su madre”. Pese a ello, sostuvieron: “Esto no alcanza sobretodo porque todavía no sabemos donde están sus huesos, esperemos que en alguna oportunidad tengamos otra posibilidad de buscar, el EEAF está en forma permanente. Tenemos que esperar los fundamentos porque no se contempló la participación de la policía, pero no cabe duda de que el Estado tuvo participación en esto porque sino, no estaríamos desde hace 8 años sin Paula. Acá hay una violencia institucional, y hay una participación paraestatal”. También destacaron como decisiva la labor de la fiscalía en las audiencias de apelación que posibilitaron que, al menos, hoy, la Cámara de Apelaciones revocara parcialmente el fallo absolutorio de primera instancia.

“Nosotros siempre dijimos que el Tribunal no lo había analizado en contexto. Que se haya reconocido la responsabilidad de quien para nosotros es el principal responsable de la desaparición de Paula Perassi es muy importante. Tenemos que analizar cuales fueron los fundamentos del tribunal por los cuales confirmaron la absolución por el beneficio de la duda” para el resto de los imputados, analizó la fiscal Maria Eugenia Iribarren. “Esta era una causa que debía analizarse en base a un análisis global de todos los indicios que había. Y el principal error del Tribunal fue hacer un análisis parcializado de esos indicios. Analizarlos y descartarlos individualmente. Y nosotros planteamos que había que analizarlo en su conjunto y darle el contexto que debían darle, ya sea porque se trataba de una situación de violencia de género, de un caso donde había una muerte sin cuerpo. Ese análisis debía ser mucho más profundo”, puntualizó la Fiscalía.

Lili Leyes, referente de la Articulación Feminista que siempre acompañó a la familia dijo: “Creemos que sería mucho mas ejemplificador que toda esta rama de complicidades que hubo, donde actuó la policía, el poder político y judicial, hoy hubiesen sido condenados. Nosotras no vamos a bajar los brazos. En estos 8 años pudimos armar una articulación con todo el movimiento de mujeres y jóvenes que son quienes van a seguir con este semillero pidiendo justicia. Hoy más que nunca, Paula somos todas. No vamos a dejar de ocupar las calles hasta no saber qué paso con ella. Este fallo deja a dos de los responsables con una condena, pero muchos otros, siguen libres. Alicia y Alberto sostuvieron la lucha, hoy todxs estamos abrazando a la familia. Necesitamos acompañar las causas de femicidio y gatillo fácil por actores sociales, y en este caso, el movimiento de mujeres fue muy potente. Y además, esto ya no se podía seguir ocultando. En las audiencias de apelaciones salieron datos importantes que visibilizaron que tanto Strumia como su mujer, fueron responsables de haber ocultado y manejado todo este entorno de complicidad”.

En los pasillos de los Tribunales, hubo un abrazo reparador de la Articulación Feminista para Alicia Ostri. Todavía nos sigue faltando Paula y sus huesos no están. No sabemos qué hicieron con su cuerpo y para la justicia no hay responsabilidad estatal en su desaparición que ya lleva más de 8 años. La pregunta sigue doliendo porque no hay respuestas. ¿Dónde está Paula? Pese a ello, el fallo revocatorio del Tribunal no dá lugar a duda. Lo que su familia siempre sostuvo hoy quedó sentenciando en las dos condenas: Gabriel Strumia y su pareja Roxana Michl son responsables de la desaparición de Paula Perassi.

Como siempre, Alberto Perassi y Alicia Ostri, con todo el dolor que cargan, nos siguen demostrando que la única lucha que se pierde es la que se abandona.

Compartir

Ayudanos a difundir!