8mgRvZdfMOY

Testimonios a 15 años de la creación de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito

“CON TODA LA ESPERANZA, CREO QUE EL 2020 SERÁ LEY”

Por Mabel Gabarra

Cuando pienso en los 15 años que cumple la Campaña me acuerdo perfectamente de lo que significó el Encuentro en Rosario en el 2003 donde nació la idea de hacer una campaña, nació en el taller de Estrategias por el derecho al aborto que se hizo por primera vez en los Encuentros y también en la Asamblea que se hizo a instancias de la Comisión por el Derecho al Aborto presidida por Dora Coledesky y que ahí se evaluó que había en el país muchos grupos de mujeres que trabajaban la cuestión del aborto, de la necesidad de legalizarlo y que estaban todas distribuidas en distintas provincias y que era necesario articular todas estas luchas. Y por primera vez en ese encuentro se vieron los pañuelos verdes, es decir que fue la base sobre la cual al año siguiente en Mendoza, se acuerda por el plenario del Encuentro, que se iba a hacer una campaña por el derecho al aborto que en ese momento se pensó por 3 meses y ahora se cumplen 15 años.

Los 15 años de la Campaña para mi son una sucesión ininterrumpida de acciones que llevamos adelante desde el primer día que se acordó salir que fue el 28 de mayo de 2005 y que había sido presidido por una reunión en Córdoba donde 70 organizaciones de mujeres nos juntamos para definir cual iba a ser el logo, el lema. Entonces todo trae muchísimos recuerdos, y esta sucesión de trabajos y distancias que llevamos adelante para lograr que hoy esté la posibilidad que se debata en el Parlamento por segunda vez. Para mí es muy emocionante y un privilegio haber podido adherir todos estos años y haber visto los avances, especialmente la incorporación a partir del 2015, 2016, de las jóvenes, mujeres, varones, disidencias, que se incorporación a esta reinvindicación y que portan el pañuelo como símbolo de esa lucha, y este pañuelo se ha convertido no solo a nivel nacional, sino en el mundo entero, como un símbolo de la lucha por el derecho al aborto.

Eso significa, y eso es lo que me emociona el hecho de pensar que fueron muchos años pero que por fin estamos viendo la posibilidad de que salga la ley. Y además esta lucha no tiene solo los años de la Campaña, se inició mucho antes, en los años 80, y ahí fue Dora Coledesky una de las pioneras en esa lucha en Argentina, pero la reivindicación del aborto también apareció en la primera manifestación del 8 de marzo, en Buenos Aires. Es una lucha que tiene que ver con la autonomía de las mujeres, con la posibilidad de decidir sobre la salud, sobre su capacidad reproductiva y hoy ampliamos a todas las personas con capacidad de gestar. Y creo que es un nudo que tenemos que desatar de esta opresión, vivimos en un sistema que todavía sigue pero que soñamos que se va a caer que es el patriarcado.

Con toda la esperanza y a pesar de esta pandemia creo que el 2020 será ley.

“PARTICIPAR DE LA CAMPAÑA FORMA PARTE DE MI LUCHA POR LOS DERECHOS HUMANOS”

Por Viviana Della Siega

Hoy se cumple el Día de Acción Social por la Salud de las Mujeres y justamente en este día se cumplen 15 años de la creación de la Campaña, que empezó en una reunión en Córdoba y se ha transformado en una articulación feminista, diversa, plural, intergeneracional y federal que tiene más de 500 organizaciones que adhieren a ella y demostró en el 2018 cuando se dio el fenómeno de la marea verde de qué manera la juventud se apropió de nuestras consignas. Cuando en el 2005 fundamos la Campaña, lo hicimos bajo el lema Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir. Para mí, participar de la Campaña forma parte de mi lucha por los derechos humanos, por la igualdad, por la justicia social, por la democracia, por la vida y la libertad, por tantas niñas y jóvenes que han muerto porque no se les reconoce su derecho a decidir. Creo que esta lucha me cruza por el eje, porque entiendo que si las mujeres no podemos decidir sobre algo tan personal, tan privado, tan propio como es el cuerpo somos ciudadanas de segunda. Por eso realmente es una lucha permanente pero estoy segura que incluso cuando tengamos ley vamos a tener que seguir luchando para que realmente se aplique y no haya más una sola muerte por aborto clandestino.

“15 AÑOS DE POTENCIA CONQUISTADORA”

Por Soledad Gorostiaga

La Campaña diría que son 15 años de lucha política por la ampliación de los derechos de las mujeres y de las personas con capacidad de gestar, son 15 años de potencia conquistadora, el protocolo de aborto no punible, la ley de educación sexual integral, las cátedras en las universidades tomando la problemática del aborto desde diferentes disciplinas, la conformación de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, la despenalización social del aborto.

Diría que la Campaña hoy es seguir presentes para que se cumplan las guías técnicas para la atención integral de las interrupciones legales del embarazo en todo el país porque esto no sucede, es exponer la vulneración de derechos, es decir que el embarazo infantil es tortura, es mostrar que los procesos son diferentes y es una cuestión de clases.

Diría que es la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo, es la lucha por los derechos humanos, por la justicia social, por una salud con políticas publicas para todes, es la posibilidad del ejercicio del derecho a decidir de manera autónoma sobre el cuerpo, es pensar maternidades deseadas

“UNA GRAN BANDERA EN LA LUCHA COLECTIVA”

Por Silvia Guidobaldi

15 años de campaña es militancia, es haber aprendido el valor de la libertad como un derecho a elegir y decidir lo que quiero o no con mi cuerpo y a eso, llevarlo como una gran bandera en la lucha colectiva

“CONQUISTAR NUESTRA CIUDADANIA PLENA”

Por Lucrecia Aranda

Para mi los 15 años son la muestra de la larga marcha de las mujeres hacia la libertad, hacia la igualdad, hacia la conquista plena de la ciudadanía que todavía nos es negada, es un ejemplo de construcción transversal, multipartidaria, muy diversa, federal, con tensiones en su interior, pero ha podido consolidarse y pudo presentar año tras año este proyecto que es una construcción colectiva, votarlo, definir actividades, hacerse presente en los Encuentros Nacionales, e ir creciendo e instalando cada vez más en la agenda publica el debate por el derecho a la sexualidad, por el derecho al placer, por el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, que es esto, es esto el derecho al aborto: conquistar nuestra ciudadanía plena pudiendo decidir sobre nuestro cuerpo, nuestra posibilidad de gestar o de no gestar, y en qué condiciones y en qué momento.

Es simbólicamente muy importante y significa la última desigualdad legalmente consagrada de las fundamentales que todavía esta vigente en nuestro país. Y por supuesto que una vez conquistado va haber que seguir trabajando mucho por todas las desigualdades que siguen existiendo, y para que este derecho sea efectivo en todo el país. Va a ser un enorme triunfo que en lo personal siento como un deber, como una posta, una bandera que me pasaron otras mujeres que me antecedieron y siento que tengo la gran oportunidad de legar esto a las más jóvenes.

“UNA FORMA DE CONSTRUCCIÓN BASADA EN LA ÉTICA FEMINISTA”

Por Silvia Augsburguer

Imaginamos el cumpleaños de la Campaña en un escenario distinto, lo imaginamos festejando el aborto legal en Argentina. La pandemia cambio la situación, es otro contexto. En esto 15 años buscamos reivindicar esta lucha, la totalidad de las protagonistas que constituimos la Campaña en el 2005 y todo el trabajo que se hizo hasta llegar al consenso social para legalizar el aborto. Una forma de construcción basada en la ética feminista que significa saber que la lucha es siempre colectiva, que no hay carreras individuales, que los avances se producen por el trabajo colectivo y que además, en cada lugar que nos toca luchar, la lucha no empieza cuando nosotras llegamos sino que somos tributarias de una enorme cantidad de luchadoras anteriores que trabajaron en un contexto siempre mucho más difícil.

Legalizar el aborto significa saldar la deuda más importante de la democracia. A partir de los inicios de la democracia una gran cantidad de organizaciones feministas empezaron a trabajar por legalizar el aborto. La Campaña nos juntó a todas

 

Compartir

Ayudanos a difundir!