En el marco del Día de Acción Global por un aborto legal y seguro, un informe de Amnistía Internacional documenta que mujeres y personas con capacidad de gestar encuentran barreras en el acceso a la interrupción del embarazo, a pesar de contar con la ley que legaliza el aborto en Argentina. En este marco, la organización lanza la web federal Derecho al aborto, con información necesaria para ejercer el derecho a interrumpir un embarazo. 

Fuente: Amnistía Internacional

A 9 meses de vigencia de la histórica ley 27.610 que fue aprobada el 30 de diciembre de 2020, uno de los principales obstáculos en el acceso se debe a la ausencia de campañas públicas de información. A ello se suma el colapso del 0800 de Salud Sexual, la línea de consulta sobre dónde y cómo acceder a la interrupción voluntaria (IVE) y legal (ILE) del embarazo. Por eso, Amnistía Internacional lanza con una estrategia federal la web «Derecho al aborto» para difundir derechos y datos sobre cómo ejercerlos.

“Con la aprobación de la ley de aborto, Argentina ha sabido posicionarse como un país faro en la región. Sin embargo, no se ejerce un derecho que se desconoce y en épocas complejas más que nunca debemos estar presentes para garantizar el bienestar de mujeres y personas con capacidad de gestar que deciden interrumpir su embarazo. Por eso, nuestro aporte consiste en brindar formación e información sobre qué hacer ante obstáculos y cómo denunciarlos, intervenir en litigios para defender y garantizar la implementación de la ley, como, asimismo, promover estrategias para el acceso a la IVE/ILE en cada rincón del país”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Monitoreo de la implementación de la ley

Amnistía Internacional monitorea la implementación de la ley 27.610, supervisa activamente acciones judiciales en su contra e interviene estratégicamente en algunos casos. La organización ha relevado que, de un total de treinta y cinco acciones iniciadas con el objeto de suspender la legislación, diecinueve han sido declaradas inadmisibles; seis de esos rechazos están confirmados en segunda instancia, y solo siete continúan en trámite.

Ninguna ha tenido impacto concreto en la vigencia de la ley.Si bien la tendencia a repeler las acciones iniciadas da cuenta de la poca permeabilidad del poder judicial a las embestidas contra la legislación, Amnistía Internacional trabaja para su implementación y por eso habilita un canal de contacto para que las personas puedan denunciar en caso de que encuentren barreras.

Barreras en diferentes partes del país

En Argentina el acceso al aborto presenta un mapa desigual y selectivo. Dependiendo de las condiciones sociales, económicas y del lugar en donde le haya tocado nacer a una mujer tendrá mayores o menores chances de ejercer sus derechos.En las zonas alejadas de centros urbanos aún no hay disponibilidad de servicios de salud sexual y reproductiva y de personal capacitado.

Por ejemplo, tras realizar una misión a Catamarca, Amnistía Internacional identificó muchas de estas falencias cuyo punto álgido se expresa en Andalgalá, donde directamente no hay centros de salud que garanticen el acceso. Según el testimonio de las mujeres, el aborto aún ocurre “en las sombras”.

En el sur del país, quienes requieren acceder a la práctica en el sistema público de salud de Rio Grande, Tierra del Fuego, encuentra barreras. El Hospital Regional -el único de la ciudad donde podría realizarse el aborto-, no garantiza este derecho. En cambio, deriva sistemáticamente a las personas a un consultorio de atención primaria. Así, quienes requieren internación deben viajar más de 200 kilómetros hasta Ushuaia.

Durante junio, Amnistía Internacional envió pedidos de acceso a la información pública a todos los ministerios de salud del país requiriendo datos sobre las medidas adoptadas para garantizar el acceso a IVE/ILE.

Compartir

Ayudanos a difundir!