Contacto Deportivo, el programa radial dedicado al deporte adaptado, va por su quinta temporada en Aire Libre Radio Comunitaria. Fue quizá el único en Rosario que se dedicó exclusivamente a cubrir los Juegos Paralímpicos de Tokio. Romper las barreras, combatir la desinformación, y deconstruir las estructuras impuestas en torno a todo lo relacionado a discapacidad. Un programa que trasciende la radio.

Pocos minutos pasan de las seis de la tarde cuando se enciende la luz roja que marca “AIRE”. Hasta recién una cortina rockera, con dos guitarras distorsionadas sonando en simultáneo pero en distintos tonos, marcó el pulso que se manejará durante las dos horas de programa: dinamismo, cercanía y pasión.

– Aquí estamos, como cada miércoles, en radio Aire Libre. Y te propongo a vos ponerte en movimiento, porque aquí comienzaaaaaaaa…“Contacto Deportivo”

Es la apertura del programa número 170 de Contacto Deportivo. Es el programa “donde vive el deporte adaptado e inclusivo”, así lo remarca su conductor, Daniel Galiano, que mientras le habla a la audiencia a través de los micrófonos de la FM 91.3, se comunica por señas con su operador, Pablo Pérez, para que vaya subiendo y bajando las cortinas musicales que suenan de fondo.

Durante los primeros minutos presentará a los participantes del programa, que son muchos y con distintas intervenciones, e invitará a la gente a quedarse escuchando todo el material preparado. En esa hoja de ruta aparecen conexiones telefónicas con atletas de Neuquén, para hablar del séptimo encuentro nacional de Rafting inclusivo, sobre el río Aluminé; los preparativos del segundo torneo nacional de Fútsal para personas con síndrome de down, que va a tener a Rosario como sede; y la visita de Guido Bedetti, un joven atleta al que la silla de ruedas no le impide practicar los deportes que se proponga.

En 2020 Aire Libre inauguró un estudio adaptado en la planta baja, para que las personas con dificultades de movilidad también pudieran acceder a los micrófonos de la emisora.

Contacto Deportivo va por su quinta temporada en Aire Libre Radio Comunitaria, situada en la zona oeste de la ciudad. Daniel recuerda que la propuesta comenzó como una columna de otro programa histórico de la emisora que aborda temas vinculados a la discapacidad y la inclusión: No te rindas. Pero la apuesta de la radio por la temática inclusiva no solo se limita a la programación. En 2020 Aire Libre inauguró un estudio adaptado en la planta baja, para que las personas con dificultades de movilidad también pudieran acceder a los micrófonos de la emisora.

Un año más tarde, tacharon un nuevo logro en el listado de objetivos propuestos: la cobertura diaria de los Juegos Paralímpicos de Tokio. “No podíamos dejar de estar”, dice Galiano, sonriendo, conforme con la tarea realizada por todo el equipo de producción.

Buenas noches, Tokio

En total fueron 11 programas seguidos que incluyeron la ceremonia de apertura y una jornada de cierre con las conclusiones del evento. Junto al equipo de programación de la radio se decidió otorgar una franja de media hora, de lunes a viernes mientras duren los juegos, para que día a día la audiencia pudiera informarse de lo que pasaba en los paralímpicos de Tokio.

Argentina llevó 57 atletas que compitieron en 11 disciplinas. Por eso, más allá de repasar las participaciones de argentinos, horarios de competencia o el medallero acumulado, desde Contacto Deportivo se propusieron abordar en profundidad una disciplina diaria con especialistas en la materia, que den una suerte de clase magistral radial.

Entre otros, pasaron Mirna Tosto, explicando en qué consisten las bochas adaptadas, un deporte para personas con parálisis cerebral; Oscar Quiroga, comentando acerca de los distintos deportes de agua como el paracanotaje y remo; Cesar Busilachi, entrenador de fútbol para ciegos, analizando la performance de “Los Murciélagos” que se trajeron la medalla de plata; y Carlos “Charly” Conforti, que forma parte de la Escuela de Deporte Inclusivo Rosario (EDIR), explicando las distintas disciplinas ligadas al atletismo. “Todos aportaron su enseñanza y fueron participantes de lujo en el programa”, destaca Galiano.

También recordó con entusiasmo la participación de Fernando Carlomagno, que estuvo presente en los estudios de Aire Libre en varios programas, y que es padre de Fernando “Pipo” Carlomagno, el nadador de 28 años que compitió en Tokio y se trajo una la medalla de plata en los 100 metros espalda. Pipo tiene una discapacidad motriz genética que heredó de su padre, quien también tiene pasado como nadador paralímpico en Atlanta 1996, Sydney 2000 y Atenas 2004.

Ante la consulta, Daniel piensa y concluye en que sí, que debe haber sido el único programa radial diario destinado a  cubrir los paralímpicos en la ciudad de Rosario. Pero entiende que es una cuestión general: los grandes medios deportivos del país no le dieron la importancia que merece un evento de tal magnitud. “Fue media espasmódica la cobertura. Al principio algunos atletas se quejaban de eso”, indica.

Y en esa sintonía recordó las declaraciones de Gonzalo Bonadeo quien se refirió a la cobertura de los juegos paralímpicos considerando que debería quitarse “el barniz competitivo” del evento. “La medalla de cualquiera de estos chicos la ganó cuando decidió sobrevivir a su drama. Hay que tener ganas y ese es el ejemplo que yo curto de los paralímpicos. No el de la medalla, no el del podio”, dijo el reconocido periodista deportivo.

Las declaraciones fueron realizadas en una charla de 2016, pero salieron a la luz recién a mediados de octubre de este año. Los dichos generaron un fuerte repudio de los competidores y un contundente comunicado del Comité Paralímico Argentino (Copar) quien acusó a Bonadeo de decir barbaridades. “Lo dramático es tener que vivir en una sociedad donde aún hay gente (por suerte cada vez menos) que ve a la persona con discapacidad como alguien distinto y que solamente está para dar lástima”, cuestionaron. El propio periodista debió disculparse con una carta pública por sus dichos.

“La medalla de cualquiera de estos chicos la ganó cuando decidió sobrevivir a su drama. Hay que tener ganas y ese es el ejemplo que yo curto de los paralímpicos. No el de la medalla, no el del podio”, dijo el reconocido periodista deportivo.

Para Daniel fueron “muy feas” las declaraciones de Bonadeo y dan cuenta de los prejuicios que todavía existe en gran parte de la sociedad: “Él dijo que no tenía que haber medalla, que es medio como decir que lo que hacen no vale. Pero en general me parece que no se le da la cobertura que merece. Más allá de que yo vi algunas disciplinas en vivo y en directo por el canal nacional, me quedó la sensación de que no fue tanta”.

Pero dice que prefiere no explayarse en lo que hacen los demás, sino seguir construyendo desde el lugar que uno tiene. “A mí me emociona hacer esto, acá me parece que encontrás al deportista de verdad. Ese pibe o piba con barreras de la sociedad, que a veces pueden llegar a aparecer en la propia familia que no lo contiene. Porque la discapacidad no es una cuestión de uno, la sociedad te convierte en una persona con discapacidad. Porque no te da las oportunidades, no te deja mostrar tus capacidades”, reflexiona.

Hay equipo

El programa invita todo el tiempo a “salir de la piecita del fondo”. Eso significa romper las barreras, combatir la desinformación, y deconstruir las estructuras impuestas en torno a todo lo relacionado a discapacidad. El equipo de Contacto Deportivo está compuesto por chicos y chicas con dificultades motrices o neurológicas, pero para ninguno eso implica un impedimento a la hora de hacer radio e invitar a otras personas a sumarse, a salir de la piecita del fondo.

la discapacidad no es una cuestión de uno, la sociedad te convierte en una persona con discapacidad. Porque no te da las oportunidades, no te deja mostrar tus capacidades

Durante la cobertura especial de los juegos paralímpicos se destacó la participación de Franco Derosa, quien compartió historias de vida de atletas destacados del deporte adaptado. También la de Iván Alday, que trasnochó durante once jornadas viendo y analizando los juegos, para luego hacer un informe diario con la performances de los atletas argentinos en cada una de las disciplinas. En distintas oportunidades, además, los reportes de Iván se pasaron en el informativo del Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco) que sale por las emisoras integrantes de la red a lo largo y ancho del país.

Y otro puesto importante del equipo es ocupado por Pablo Pérez que se considera “un apasionado” de las cuestiones técnicas. Suele oficiar de operador en el estudio inclusivo en planta baja, donde se debe coordinar con el estudio principal, ubicado en el primer piso. “Pablito”, como lo llaman cariñosamente todos en la radio, acompañó los once días que duró la cobertura ocupando distintos roles. “Fue una experiencia muy linda”, resume.

Para él, cubrir los juegos significó unir pasiones: radio y deporte. Desde los 11 años compitió en natación adaptada y con el correr de los años se fue volcando a las distintas ramas del atletismo. Hoy que el cuerpo “ya no da tanto” encontró en la radio una manera de seguir conectado al mundo del deporte: “Comencé hace dos años en lo que es la operación, porque vivo cerca de la radio y me encanta todo lo que es la parte electrónica y técnica. Ahora todos los miércoles y jueves estoy con el Dani operando”.

Cubrir los juegos significó unir pasiones: radio y deporte. Desde los 11 años compitió en natación adaptada y con el correr de los años se fue volcando a las distintas ramas del atletismo. Hoy que el cuerpo “ya no da tanto” encontró en la radio una manera de seguir conectado al mundo del deporte

Pablito dio sus primeros pasos en la operación técnica mirando y después con las nociones básicas que iban compartiendo algunos de los operadores de turno. Pero decidió aprender de lleno y se anotó a los cursos que se dictaron este año en Aire Libre, contemplados dentro del programa de inclusión provincial “Santa Fe Más”. Desde algunas semanas Pablo cuenta con su diploma de operador en un cuadro, posando sobre una de las paredes de su casa.

Más que radio

El programa número 170 transcurre con espontaneidad y antes de que el reloj marque las 19, Daniel comenta que la próxima hora contarán con la presencia de “un amigo de la casa”.

– Me dicen que ya llegó. Es un atleta todoterreno, porque yo lo vi arriba de una silla de ruedas jugando al fútbol, lo vi adentro de una pileta haciendo buceo, lo vi bailando con su sobrina…Guido Bedetti, ¿cómo andas?

Desde el estudio inclusivo, acompañado por Pablito en los controles, Guido hace los saludos formales y adelanta con entusiasmo que se sumará como columnista del programa para hacer su aporte semanal sobre distintos deportes adaptados. El día de hoy comenzará contando sobre fútbol en silla de ruedas: “Es una gran experiencia. Tengo que decirles que sí, que se puede”.

Cuando se apagan los micrófonos Daniel recuerda que se conocieron con Guido unos tres años atrás, justamente, cubriendo un entrenamiento de chicos que practicaban fútbol adaptado. Al ver que había padres nuevos, Daniel repartió algunos volantes para promocionar Contacto Deportivo. Y en eso se acerca un pibe en su silla, con la curiosidad a flor de piel

-¿Qué es eso papá?

-Un programa de radio… Contacto Deportivo

-¡Lo conozco. Por ese programa yo estoy acá!

A Guido ser oyente del programa lo motorizó a hacer deporte. Y el deporte a ser columnista de radio. Un ciclo que se repite en varios de los participantes. Un objetivo buscado: salir de la piecita del fondo.

El programa de radio trasciende la radio y de eso hay experiencias de sobra. Daniel cuenta que este año a partir de los contactos generados durante años de trabajar la temática discapacidad, lograron conseguir que en Calchaquí, al norte de la provincia, se instalara una cancha de mini golf: “Me contactó por Facebook María, una mujer que me contaba sobre su hija que había quedado ciega hacía pocos días, diciendo que allá no había ni actividades ni deportes para hacer. Eso podría haberse quedado en la simple nota de denuncia, pero nosotros hicimos contacto. Y la rueda se empezó a mover”.

En efecto, la rueda fue hablar con una fundación para personas ciegas, y a los pocos meses estaban viajando a inaugurar el predio. Pero también “la rueda” significó contactarse con la Asociación Rosarina de Deportes para Ciegos (ARDEC) que suele organizar distintos eventos con los que recaudan fondos que se destinan a promocionar el deporte adaptado. Y en estos momentos hay una bicicleta en camino hacia Calchaquí, para la hija de María.

Que más personas rompan las barreras y se sumen al deporte adaptado es una de las consignas de Contacto Deportivo. Que los lugares para practicarlo se multipliquen, también.

Mientras más lugares, menos personas en la piecita del fondo.

Compartir

Ayudanos a difundir!