Configuración colectiva del Libre Router

En esta relatoría conoceremos la experiencia de la comunidad mocoví Pedro José de Tostado, que compartió en línea el proceso de configuración de los libre router, luego del encuentro presencial en Villa Ciudad Parque.

El despliegue de una red comunitaria transita diferentes momentos en los que se desarrollan diversas tareas: recorrer el territorio, mapearlo, articular con la comunidad, instalar los equipos, conectarlos. Las tareas en las que hay que trabajar con los equipos tienen su particularidad, y son las más desafiantes y las que a veces dan miedo. Miedo a no saber qué hacer, miedo a equivocarse, miedo a romper. Esto ocurre al trabajar con los equipos, los aparatos físicos, duros, el así llamado hardware, y se acentúa aún más cuando el trabajo implica manipular programas, sistemas operativos, aplicaciones, el así llamado software, en tareas como las de programar o configurar los equipos.

¿Qué es configurar? “Configurar es escoger entre diferentes opciones con el fin de obtener un sistema informático personalizado o conseguir ejecutar un programa”, define un diccionario. Justamente es darle forma propia a los equipos, nombrarlos, apropiarlos a quien los va utilizar. Esta tarea ofrece la oportunidad de revisar la manera en que nos relacionamos con las diferentes tecnologías.

Con los equipos ya instalados en la experiencia compartida en Villa Ciudad Parque, el paso siguiente en que hizo foco el Semillero fue la configuración de los libre router, la creación de la red e interconexión de los nodos, paso necesario para construir el “pedacito de internet”, de cada red comunitaria. Este proceso se realiza a través de la Lime App, la aplicación para configurar los libre router.

“Es importante compartir este momento con la comunidad. Es una oportunidad de aprendizaje importante, de acercarse a lo técnico y quitarnos el miedo de hacerlo” mencionaron desde la coordinación al inicio del encuentro. Destacaron además que estas herramientas han sido pensadas y diseñadas para facilitar ese proceso. El software libre, los programas construidos con códigos abiertos pasan a ser aspectos esenciales para garantizar los aprendizajes.

Si bien todas las organizaciones que participaron del encuentro en Córdoba compartieron el momento de la configuración de los libre router en cada nodo instalado y de su conexión a la red –que vale la pena recordarlo, fue uno de los momentos mencionado como más impactante del despliegue– no fue este un proceso en el se hizo foco puntual durante el encuentro en Villa Ciudad Parque.

Configurando en bloque

El encuentro del jueves 18 de agosto del Semillero estuvo dedicado a esta tarea. En esta ocasión la comunidad que se ofreció a hacerlo en vivo y guiar al resto de las comunidades fue la de Tostado. Este fue el primer encuentro luego del viaje a Villa Ciudad Parque. Y fue un momento de reencuentro, con la alegría de volver a compartir el espacio virtual luego de esos días compartidos que cambiaron el registro del grupo para siempre.

Participaron de este encuentro las comunidades de Santiago del Estero, Tucumán, Bialet Masée, Sebastián Elcano, Valle Alegre, La Perla, Plottier y Palma Sola. Esos últimos no tenían los equipos porque no pudieron viajar a Córdoba. Más tarde se sumó Campo La Rivera.

La coordinación había solicitado acudir al encuentro con los cuatro routers, dos transformadores, dos enchufes a la mano y dos dispositivos para conectarse, uno al encuentro del Semillero y otro al Libre Router para hacer la configuración. Además era importante tener definido el nombre de la red pronta a nacer y de los 4 nodos que la conformarían. Se había dedicado un momento de un encuentro anterior, el del 28 de julio, a compartir una serie de buenas prácticas para la definición de los nombres: que no sea muy largo, que evite incluir la frase “red comunitaria” en el nombre porque queda muy largo y no se lee completo entre las opciones de wifi, que sea un nombre significativo y fácil de utilizar para la comunidad, entre otras.

Desde Tostado, Selene Domínguez fue compartiendo la tarea e inició mostrando su mesa de trabajo lista para comenzar.  “Tenemos los 4 routers, uno solo enchufado, los transformadores. Enchufamos el primero, esperamos un par de minutos y entramos desde el navegador a la minodo.info. Encontramos dos opciones: ‘crear una nueva red’ o ‘sumar nodo a red ya existente’”. Creamos una nueva red. Teníamos el nombre elegido: Comunidad Mocoví”. Selene fue compartiendo los pasos. Desde la coordinación insistían en ir en bloque, todas las comunidades juntas. “Es importante enchufar solo un libre router y esperar. Tarda dos minutos en verse la señal. Luego se abre el navegador para ir a minodo.info y ahí se abre la pantalla del LimeApp. Se conectan a la señal wifi que comienza con libremesh.org, que es la del libre router. No necesitamos wifi para verla. Solo un router enchufado” destacaron.

“Luego de ponerle el nombre le definimos la contraseña: 10 números y 2 letras. Pide una mayúscula” aporta Selene. “Se puede utilizar el estilo de camellos, que es la primera letra de cada palabra en mayúsculas. Es importante que sea recordable para la comunidad” vuelven a insistir. “El primer nodo se llama Salita que es donde estamos ahora, una sala de uso común de la comunidad” compartió Selene. Cada una de las comunidades fueron avisando a su tiempo, cuando terminaban de crear su red. Cuando todas lo hicieron llego el anuncio: “Acaban de nacer 7 nuevas redes” y la noticia invitó a la celebración con aplausos a micrófono abierto.

El paso a seguir fue rotular el router recientemente configurado, para no confundirlo con el resto de los nodos a configurar. “Pueden hacerlo con un lápiz o rotulador. Que no se salga o despegue. Luego, sin desconectar el primero, prender un segundo equipo. Y volver a hacer lo mismo”. El pedido nuevamente  fue esperar a que todas las comunidades lleguen a la bienvenida del nuevo router. “Seleccionamos la red Comunidad Mocoví, que tiene entre paréntesis el nombre del primer nodo”. ¿Qué nombres pusieron? consultaron desde la coordinación. “Internet de Pie”, puso la comunidad de La Perla a la red, y el nombre de las personas que residen en cada casa que aloja a los nodos. Santiago del Estero llamó a la red Unicam Suri y al primer nodo Unicam Sum. Plottier la llamó Plottier Comunitaria, y al nodo China Muerta, que es el nombre del paraje donde estará. “Ya le conectamos el cable de red. Ya tiene Internet el router” compartió Piter desde Neuquén.

“Una vez configurado el segundo nodo, lo desconectan, lo rotulan y lo apartan. Y conectan el tercero”. El encuentro siguió su curso y cada comunidad fue avanzando en el proceso. Algunas comunidades demoraron en conectar el tercero. Fue entonces que comenzaron a compartir algunos problemas que resultaron educativos para el resto. “Al ingresar a minodo.info para las nuevas configuraciones se conecta a una red” compartieron desde Plotier. “Es que deben conectarse a la señal libre.mesh.org y no a otra señal” recordó Jesi.  El tercer nodo también hizo renegar a la comunidad de Tostado, que debió desenchufarlo y enchufar el cuarto. (1.12.48 del video)

La Perla había nombrado al primer nodo con el mismo nombre de la Red, entonces todos los nodo quedaban identificados con ese primer nombre. Les sugirieron apartarlo y comenzar a configurar de nuevo al segundo. “La experiencia de La Perla vendrá bien para compartir cómo es el proceso de resetear a fábrica un nodo” anunciaron. La indicación fue prender el libre router y luego apretar durante unos segundos el botón de reseteo que se encuentra junto a los conectores. Para verificar que se reseteó correctamente ya no debe ver entre las señales de wifi a los router anteriores sino solo el libre mesh. Finalmente primero Tostado, luego el Mocase, también Tucumán fueron anunciando que habían completado el proceso. La coordinación continuó acompañando hasta que todes saldaron dudas y resolvieron diferentes dificultades en cada una de las comunidades. Las nuevas redes estaban creadas y todos sus routers configurados.

La comunidad mocoví Pedro José en el Semillero

Pedro José es una comunidad mocoví de la ciudad de Tostado, al noroeste de la provincia de Santa Fe, conformada por aproximadamente 200 personas de 65 familias. “La comunidad cuenta con el acompañamiento del Movimiento Evita en varios de sus proyectos de unidades productivas, actividades culturales y otras tareas” describe Selene Dominguez, integrante del Movimiento y ahora acompañando a la comunidad en el proyecto del despliegue de la red comunitaria. “Participamos del merendero los fines de semana, un comedor los domingos para niñes y personas mayores, un costurero, talleres textiles, huertas, un espacio de apoyo escolar. También hay compañeras recicladores que trabajan en el basural juntando cartones. Las estamos ayudando para sacarlas de ese contexto. Se vio la necesidad que la organización se ocupase y las acompañe”, detalla Selene.

“Pedro José, donde vamos a instalar la red, es una comunidad mocoví que está alejada del casco urbano. El barrio tiene dificultades para acceder al agua, lo que acarrea serios problemas sanitarios, para lo cual construyeron un aljibe comunitario. También hay problemas con el acceso a la luz. Ahora la acomodaron un poco porque llegaba con poca tensión” comenta Selene. “En cuanto a internet solo 4 casas tienen. Y también tiene conectividad el SUM, un salón de usos múltiples construido recientemente que es desde donde nos estamos comunicando ahora. Es el único lugar que cuenta con internet abierta. Pero esta conectividad no alcanza a toda la comunidad. Por eso la idea es darle conexión a toda la comunidad desde acá” suma Jesús Visgarra también de los equipos tecnicos de la organización y acompañando el proyecto de la red. Selene como operadora de radio, entre otras tareas técnicas, y Jesús, del campo de la informática, es programador. Forma parte del equipo también Flavia Maldonado, que vive en el barrio y es la referente de la comunidad en el proyecto.

Sobre cómo se sumaron al Semillero, Selene comenta que “el referente del Movimiento conocía a integrantes de Altermundi de una de las experiencias de redes en Traslasierra. De allí nos llegó la invitación y decidimos darle impulso al proyecto” comenta Selene. Para Jesús “esta experiencia fue empezar de cero. No teníamos  experiencia en este tipo de proyectos. Pero el Semillero facilita mucho las cosas. Los contenidos están ofrecidos para que cualquier persona sin conocimientos técnicos pueda entenderlos. Y así arrancamos con el pie derecho”.

En el encuentro del 7 de julio, Jesús compartía los primeros pasos. “Nos anduvimos subiendo a los techos y vimos que las copas de los árboles nos iban a molestar. La comunidad luego decidirá si desplegamos más alto, podamos o sacamos. “¿Podrás repetir la última parte?” preguntó Jesica de Altermundi, porque la conexión se entrecortaba. “No, no puedo” respondió Jesús siempre con un chiste a la mano. Jesi deseaba saber si los árboles formaban una barrera o se los podía esquivar para definir si la poda es una buena opción. “Podamos solo si la obstrucción es de un costado. Si es de punta no, salvo que sea un pino porque hay que podar cada dos años y eso cuesta sostenerlo. Por ese motivo no se debe apostar a la poda como primera solución”.

Jesús compartió fotos de las vistas de los techos que lograron en ese relevamiento. “Esta foto es desde donde vamos a montar el primer nodo, que es la salita de usos múltiples, en la que funciona principalmente una salita de urgencias de atención de la salud. Hay un médico y de vez en cuando una enfermera. También es un espacio común que tiene la comunidad, para reunirse y debatir políticas. Nos pareció importante poner un nodo ahí. Hay otra foto en la que hay unas casas todas juntitas, entre ellas una casa de dos pisos. Ese es un punto estratégico. Con ellos aún no pudimos hablar, para que nos permitan poner el libre router. Pero logramos subirnos al techo”.

Al momento de aquel encuentro el equipo recién comenzaba a conversar con las familias de la comunidad que podrían sumarse al proyecto. “Aún no sabemos si nos van a dejar poner los nodos en algunas propiedades. Aún no hablamos con todos y falta hacer una reunión general” comentó Jesús. Esto dio puntapié para comentar cómo abordar las ilusiones que se generan en las comunidades. “No es necesario hablar con todos. La comunidad irá advirtiendo que el proyecto comienza a desplegarse. Es importante tener esto en cuenta y acompañar a la comunidad en su proceso de entrar en contacto con el proyecto para no alimentar falsas expectativas. Los tiempos de los proyectos y de las aprobaciones pueden ser largos. Y esas expectativas pueden ser un problema. No debemos hacer promesas que no se pueden cumplir” fue la experiencia compartida desde la coordinación del Semillero.

Viaje al encuentro

Luego llegó el encuentro en Córdoba al que pudieron viajar les tres: Selene, Flavia y Jesús. Fueron los primeros en llegar y los últimos en irse. “Estábamos esperando el momento de llegar a la parte de armar” comparte Jesús en la cobertura que se hizo durante el encuentro.  “La idea era venir a aprender” comentaba entonces, para luego de regreso destacar: “Fue hermosísimo el encuentro en Córdoba. Nos recibieron con la mejor onda” y da la palabra a Flavia, para compartir su experiencia. “Nos sirvió mucho ir allá al encuentro. Y compartir la experiencia de colocar los nodos. Me gustó mucho el encuentro en Córdoba. Poder,  después de tantas clases on line encontrarnos ahí, compartir esa experiencia. Y luego ver el trabajo terminado, verlo funcionando y haber participado de la instalación de los nodos” compartió Flavia entusiasmada. Para Jesús el encuentro fue “una experiencia muy formativa. Fue como cerrar todo lo que aprendimos antes”.

De regreso en Tostado, en el primero encuentro luego del viaje a Cordoba les tocó compartir en vivo la configuración del router. ¿Cómo fue esa experiencia? “Pensamos que iba a ser más difícil” recuerda Selene. “Yo había configurado routers comunes. Son más complicados, involucran más pasos. Estos son mucho más fáciles, más intuitivos y se nota están hechos para facilitar esta tarea” aporta Jesús. “Hubo un par de problemas porque uno de los routers no se enganchaba a la nueva red. Pero después fluyó todo” retoma aliviada Selene.

En las últimas semanas el equipo organizó la presentación del proyecto a la comunidad. “Lo hicimos aquí en la salita, que es donde se reune el Consejo de la comunidad y con presencia del cacique”. Selene rescata ese momento en varios sentidos. “Fue muy bueno ver cómo se toman las decisiones, ver la jerarquía, los modos que tiene esta comunidad y la interculturalidad que se da. El proyecto tuvo muy buena aceptación”.

 

Actualmente el equipo está abocado a varias tareas. “El papeleo” como le llama Selene “presenta algunas demoras por un problema administrativo de Santa Fe. Y eso demora la gestión de las licencias. Los mismos papeles que precisamos para la gestión de las licencias son necesarios para el armado de las carpetas”. En cuanto al despliegue de la red, avanzaron con las conversaciones con las familias. “Excepto el de la salita, los nodos se instalarán en casas particulares de familias. Las familias están contentas de sumarse y tomaron la responsabilidad de aprender a autogestionar la red” comentan y adelantan que si bien no hubo hasta ahora instancias de capacitación, ya comenzaron a planificarlas.

“Estamos ansiosas” confiesa Selene que ya se entusiasma con la posibilidad de poder transmitir desde la comunidad por la radio en internet. “Tenemos una radio. Y ahora con esta red vamos a poder transmitir por internet. Y vamos a poder hacerlo desde acá, desde la salita”. “Ellas están ansiosas” se desmarca risueño Jesús. “Todo a su tiempo. La parte más complicada va a ser el montaje de los nodos” pronostica.

“Nos encontramos ahora planificando las compras y los días para las instalaciones. Y estamos armando otro grupo que nos va a ayudar al despliegue porque para nosotros tres va a ser mucha tarea” evalúa Selene. “Muchas personas de la comunidad participan del Movimiento Evita y también van a colaborar. Y la comunidad está entusiasmada también con el proyecto. La recepción que tuvo fue muy positiva. Toda la gente está muy contenta y expectante. Así es que vamos a hacerlo lo más pronto posible”.

Tutoriales desarrollados por Altermundi

Compartir

Ayudanos a difundir!