Un oficio terrestre

enREDando se acercó una vez más a la biblioteca que  Tablada tiene en su barrio: la Pocho Lepratti. Allí, una nueva experiencia de inclusión tendrá lugar a través de un Taller de Serigrafía para instituciones o grupo de usuarios en Salud Mental. Dialogamos con su presidente, Carlos Nuñez.

10721309_10154841022860556_1602163694_n

Por Andrea Peruzzi

“Proponer este curso de capacitación en  serigrafía dirigido a usuarios de salud mental , tiene que ver con ofrecer nuevas posibilidades, con recuperar la historia y la cultura del trabajo, pero también con  revalorizar una práctica que venimos llevando hace ya mucho tiempo”, nos explica Carlos  Nuñez, presidente de la Biblioteca Pocho Lepratti, organización que desde hace más de 10 años funciona en la zona sur de nuestra ciudad.

Para el mes de octubre, la biblio propone la posibilidad de aproximarse una vez más al mundo de la serigrafía, esta vez poniendo el acento en quienes  trabajen o se encuentren vinculados a espacios enfocados a la salud mental.

Desde hace varios años se  ofrecen  talleres de serigrafía, y también la Biblioteca cuenta con diferentes experiencias culturales  vinculadas a  organizaciones y centros que trabajan con  la salud mental. Este fue uno de los principales motivos que impulso a los talleristas, a contemplar a un sector social que no siempre cuenta con ámbitos donde puedan desarrollarse este tipo de actividades.

Carlos Nuñez es psicólogo y  presidente de la biblioteca, y además  es uno de los encargados en llevar adelante esta actividad. Es media mañana, el sol entra por las ventanas de la vieja casona del barrio la Tablada, el perfume de los libros flota en el aire y resulta imposible no percibirlo. Entusiasmado con la iniciativa, con voz firme y detenida Carlos nos explica por qué consideran importante la creación y el acceso a estos espacios más inclusivos: “Un mundo donde quepan todos los mundos” sostiene, como decía  Pocho. “Para nosotros estas invitaciones tienen que ver con recuperar la cultura del trabajo, con generar ámbitos donde la gente pueda encontrar un espacio de formación, donde  puedan capacitarse en oficios, pero también donde se pueda  recuperar  la importancia de hacer algo juntos, de transitar  la experiencia de un trabajo colectivo”.

La serigrafía es un sistema de impresión muy antiguo del que se desconoce  quienes realmente  fueron sus creadores, algunos se lo adjudican a los chinos, otros  a los egipcios, y hasta quizás pudieron haber sido  los perineos. Una vieja leyenda cuenta que se usaban cabellos de mujeres, entrelazados y pegados en papeles, que formaban dibujos para finalmente  laquearlos  y obtener así un registro para imprimir. El ingenio y la destreza  parece sobrevivir en el tiempo, y nos permite pensar cuánto se puede hacer con poco. Esta técnica, por su simpleza pero también por su enorme proyección, permitió a diferentes grupos que han pasado por la biblioteca adquirir un oficio, desarrollar su creatividad y revalorizar el trabajo.

Tiempo antes, Nuñez nos decía en relación a los orígenes del espacio de serigrafía que con mucho esfuerzo levantó la Biblioteca: «Este taller fue un emprendimiento que nació de las conversaciones que teníamos con Rubén Naranjo quien fue el gestor fundamental del Taller , con una idea que él motorizó muchísimo: la de recuperar la importancia de la cultura de los oficios en la barriada». 

En esta oportunidad, psicólogos, asistentes sociales, y  talleristas planificaron esta nueva propuesta como una instancia privilegiada para abordar y acompañar el proceso de aprendizaje. “Todo curso de capacitación tiene que ver con ésto, con los distintos tiempos de cada persona , con acompañar para generar una perspectiva desde lo creativo, y siempre aproximándonos a  una salida laboral”, concluye  Nuñez.

Remeras, banderas, bolsos y diferentes materiales textiles esperan ser estampados, las herramientas están listas, la cita está fijada. El jueves 16 de octubre a las 14hs en Esmeralda 2950, donde funciona el taller de serigrafía de la biblioteca, se realizará el primer encuentro. El curso durará tres meses y se ofrecerá de manera gratuita, todos los cursantes al finalizar la capacitación tendrán un certificado avalado por la Biblioteca Pocho Lepratti y el Ministerio de Trabajo de la Nación.

El taller abre sus puertas, la invitación se extiende a una nueva posibilidad de reencontrarnos, de seguir aprendiendo para compartir, para construir, para proyectarnos. ¿Desde dónde?: desde la cultura popular, la memoria, desde el trabajo colectivo, ¿Con qué?: con ganas y con los bolsillos cargados de sueños, con una mirada sensible e inclusiva, por un mundo donde todos los mundos sean posibles.

Más información del Taller aquí

 

Compartir

Ayudanos a difundir!