Luego de la feria judicial se llevará a cabo una nueva audiencia para revisar las pericias realizadas tras la muerte del obispo. La querella y la fiscalía intentarán determinar que el accidente fue fraguado. Uno de los principales acusados por este hecho es el ex coronel Saint Amant, condenado recientemente por delitos de lesa humanidad. 

poncedeeleon

Foto en Alapalabra

Por Carina Toso

“-Con el señor Manuel (Saint Amant), por favor.

-Soy yo. ¿De parte de quién?

Al oír la condición periodística de su interlocutor, su reacción fue increíble:

-¡No soy yo! Digo, no soy el señor Manuel.

-¿Y quién se supone que es usted?

-Un vecino. Sólo estoy cuidando la casa.

-No se asuste, coronel. Sólo quiero hacerle una pregunta.

-¿Qué es lo que quiere?

– Hablar sobre Ponce de León.

-¿Y yo que tengo que ver con él?

-Usted está sospechado de ser el autor intelectual de su asesinato.

-Es una falacia. Ese hombre murió en un accidente vial. Jamás se probó lo contrario.

-Antes de morir, usted lo amenazó.

-Otra mentira.

-Las amenazas están documentadas.

-¡Falso! Sólo teníamos algunas diferencias. Usted se olvida que en ese momento había una guerra.

Dicho esto, se escuchó el click que dio por finalizada la llamada”.

Esta fue una conversación telefónica que un periodista del diario Miradas al Sur tuvo con el ex jefe del Área Militar 132, Manuel Fernando Saint Amant en el año 2011. El ex coronel fue condenado a fines de junio en el tercer tramo de la megacausa que lleva su nombre por delitos de lesa humanidad cometidos contra 77 víctimas, de ellas 14 están desaparecidas y el resto fueron ex-presos políticos que estuvieron en la UP Nº 3 de San Nicolás.

Finalizado este proceso judicial, quedan varias causas en la zona de San Nicolás por las que los organismos de derechos humanos ya comenzaron a trabajar para que se avance y se repita el mismo final: que los responsables sean condenados. Una de estas causas es emblemática para esa ciudad: se trata de la muerte del obispo Carlos Horacio Ponce de León, el “obispo rojo”, según lo llamaba Saint Amant, uno de los principales acusados de su muerte.

Ponce de León fue el segundo obispo asesinado durante la última dictadura cívico-militar. Su muerte se produjo el 11 de julio de 1977, un año después que el obispo de La Rioja, Enrique Angelelli. Ambos murieron en circunstancias similares: accidentes de tránsitos fraguados.

A pesar de la negativa de los represores a asumir su responsabilidad por esta muerte y a que, al día de hoy, el propio Saint Amant sostenga que se trató solamente de un accidente, pasada la feria judicial se retomará esta causa. Aunque el juez de Instrucción Federal de Rosario Marcelo Bailaque (aunque la causa se tramita en San Nicolás), todavía no fijó una fecha, se hizo lugar a un pedido de la fiscal federal Paula Moretti, junto a la familia del obispo, quienes solicitaron una audiencia para revisar las pericias que se realizaron en su momento para determinar si el hecho que se llevó la vida de Ponce de León fue un accidente vial o un accidente fraguado.

“Tras la sentencia de Saint Amant III, el trabajo está puesto en avanzar en causas que están en instrucción como es la de la muerte del obispo Ponce de León, entre otras. Hace unos días se realizó una reunión en la fiscalía de San Nicolás a cargo de Moretti, donde estuvo presente el abogado de la familia de Ponce de León, que es parte querellante en la causa, para informar sobre esta nueva audiencia”, explicó José María Budassi, miembro de la Mesa Memoria y Justicia San Nicolás.

En esta audiencia, que aún no tiene fecha certera, se presentarían nuevamente los peritos tanto de la querella y de la fiscalía, como los de Gendarmería Nacional. Los primeros sostienen que se trató de un hecho intencional cuyo objetivo era asesinar al obispo, mientras que los segundos aseguran que no fue más que un accidente automovilístico.

“La fiscalía le solicitó a Bailaque que fije una fecha para una audiencia con todos los peritos presentes, pero el juez finalmente decidió que la audiencia se realizará en el mismo día pero en dos partes, es decir, que los peritos harán su presentación por separado”, explicó Budassi y agregó: “Esperamos tener confirmación del día y horarios de esta audiencia tras la feria judicial, en este interín vamos a estar atentos y a seguir trabajando para que no nos siga pateando la pelota para adelante”.

“Ahora te toca a vos”

El obispo Carlos Horacio Ponce de León fue uno de los pocos miembros de la iglesia que denunció los crímenes que se estaban cometiendo en plena dictadura y así se convirtió en un objetivo clave para los genocidas.

Ese 11 de julio de 1977, el prelado había decidido viajar a Buenos Aires. Llevaba con él una carpeta donde se detallaban los casos de violaciones a los derechos humanos en San Nicolás y Villa Constitución. Salió a la ruta nacional Nº 9 en su Renault S4 y en el trayecto chocó de frente con una camioneta Ford 100 que transitaba en sentido contrario.

Estaba acompañado por el seminarista Víctor Martínez, testigo clave del hecho,  a quien el juez Carlos Villafuerte Ruso procesó por falso testimonio años después por considerar que había dado versiones diferentes sobre el momento del accidente. Martinez querelló luego a Villafuerte Ruso – juez fuertemente cuestionado por los organismos de derechos humanos- quien fue apartado de esta causa en el año 2011.

Ponce de León hacía tiempo que recibía amenazas. En una de ellas le dijeron: “Antes fue Angelelli, ahora te toca a vos”.

Tras el accidente, el obispo y su acompañante fueron trasladados primero a Ramallo y después a una clínica de San Nicolás. Nunca se encontró su historia clínica. La documentación que llevaba para hacer su denuncia en Buenos Aires tampoco. En ningún documento constó que se le haya practicado una autopsia ni se localizaron certificados médicos que determinen los motivos de su muerte.

Homenajes a 36 años de su muerte

Durante la semana pasada se realizaron en San Nicolás distintas actividades y actos en homenaje al obispo, organizados por la Comisión Diocesana para Informe Testimonial del monseñor Carlos Horacio Ponce de León, con la participación de la Mesa Memoria y Justicia San Nicolás y familiares del obispo.

Se llevaron a cabo varias misas, una de ellas se realizó en el lugar donde murió Ponce de León, sobre la autopista Rosario-Buenos Aires, en pedido de la pronta resolución de su causa.

Compartir

Ayudanos a difundir!