El juez de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Carlos Carbone aceptó el recurso de inconstitucionalidad planteado por la querella y la fiscalía contra la resolución judicial del juez Adolfo Prunotto Laborde. El polémico fallo había determinado la liberación de los 8 procesados en la causa: tres civiles y cinco policías. Ahora los acusados podrían volver a prisión. 

Por Flavia Campeis

El 19 de agosto pasado, el juez Adolfo Prunotto Laborde resolvió que las ocho personas procesadas por el crimen y desaparición de la sanlorencina Paula Perassi -tras cuatro meses de permanecer en prisión- aguarden el juicio en libertad, previo pago de fianzas. La novedad que abre una luz de esperanza para avanzar en la causa es que el Tribunal de Alzada aceptó el pedido de suspender dicha resolución, solicitado por la querella y la fiscalía.

El polémico fallo había determinado la libertad condicional -mientras continúa el proceso- de todos los acusados: los tres civiles: Gabriel Strumia, Roxana Michl, Mirta Rusñisky y  los cinco policías: Aldo Gómez, Ramón Godoy, María José Galtelli, Jorge Krenz y Adolfo Daniel Puyol, los dos últimos con altos cargos en la Unidad Regional XVII de San Lorenzo.

La decisión de Prunnoto Laborde desató un gran descontento en toda la comunidad de San Lorenzo y la región; se realizaron marchas y reclamos. En ese contexto, el magistrado había amenazado a Alberto Perassi, padre de Paula, de iniciarle una querella sino se retractaba de sus declaraciones.

A pedido del procurador general Jorge Barraguirre, Prunotto Laborde fue suspendido de su cargo por dos días debido a sus inasistencias a otras audiencias y sumarios abiertos por sentencias que no estaban debidamente fundadas. A partir de esta decisión, se esperaba novedades en la causa Perassi que finalmente llegaron este martes 3 de noviembre.

La Cámara de Alzada de Rosario a través del juez Carbone aceptó el pedido interpuesto por la querella y fiscalía que solicitaba la suspensión del fallo del juez Adolfo Prunotto Laborde, al considerar esta medida como inconstitucional.

Adrián Ruiz, abogado de la familia de la víctima recordó que “el planteo era que había gravedad institucional  y se había tomado una resolución sin ningún tipo de fundamentos y carecía de motivación” y aclaró que: “desde la Cámara de Alzada, el Dr. Carbone, resolvió aceptar el recurso de inconstitucionalidad planteado por la querella y por la fiscalía, por el cual se pidió que se anule la resolución de liberar a los 8 detenidos de la causa Perassi”.

“Esto provocó que esta resolución se ponga en crisis, que se acepte el recurso de inconstitucionalidad, se suspenda los efectos de esta resolución y ahora pediremos que se detengan a estas personas por considerar que todo tiene que retrotraerse  y suspenderse al 19 de agosto, el día que fueron liberadas”, indicó el abogado. Sin embargo, la medida quedó, por ahora, suspendida y será la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe quien tome la decisión final.

Sin embargo, Ruiz se adelantó y reflexionó: “con el recurso aceptado, se suspenden los efectos del fallo y esto hace que volvamos al 19 de agosto, con los 8 detenidos, yo considero que deben quedar detenidas estas personas, hasta que la Corte tome la decisión”.

Enojo

En agosto, luego de la decisión que tomó el juez de Cámara Adolfo Prunotto Laborde, el magistrado había apuntado contra Alberto Perassi.

En aquel momento, en medio del llanto de la familia y gran cantidad de vecinos y militantes que los acompañaban, en la puerta de los Tribunales, recién anoticiados de que los 8 imputados quedaban en libertad, Alberto Perassi, se mostró enojado con el accionar de la justicia y expresó: «estoy seguro que apareció la billetera con dólares y el teléfono político», aunque no mencionó el nombre del juez.

Luego de que se hicieran públicos estos dichos, el juez citó a Perassi a una reunión informal, pero finalmente no lo atendió y le dejó un mensaje por medio de su abogado. Alberto explicó lo sucedido: “Prunotto le dijo a mi abogado que no tenía nada que hablar conmigo y le dijo -que se rectifique sobre lo que dijo sobre el teléfono político y la billetera con dólares porque sino le encajo una querella-“.

Este 3 de noviembre,  la situación tuvo un revés. El juez Carbone decidió aceptar la suspensión de la resolución que liberaba a los acusados, quienes ahora podrían volver a prisión.

Mientras tanto, culminó en estos días y sin novedades, la primera etapa de los trabajos en la cava de Puerto General San Martín, donde el Equipo Argentino de Antropología Forense busca los restos de la joven madre, a partir de la denuncia de un testigo.

Con esta suspensión, una luz de esperanza parece destellar para la familia Perassi. Ahora, será la Corte Suprema de la Provincia quien deba resolver.

Compartir

Ayudanos a difundir!