A una semana de la realización del Festival Una Primavera Sin Monsanto en Malvinas Argentinas (Córdoba), Sofía Gatica, referente de la lucha contra la multinacional y una de las fundadoras del grupo Madres del Barrio Ituzaingó, fue golpeada y amenazada en su casa cerca de Alta Gracia. La campaña Paren de Fumigar de Córdoba y la red de Médicos de Pueblos Fumigados emitieron un comunicado de repudio.

11403350_710890635707256_816624948003777406_n

Por María Cruz Ciarniello

Sofía Gatica es una de las referentes de la lucha contra la multinacional Monsanto. Fue una de las fundadoras del grupo de Madres del Barrio Ituzaingó, en Córdoba. Perdió una hija como consecuencia de graves malformaciones y el cáncer también se llevó la vida de una pequeña sobrina.

La lucha de las Madres de Ituzaingó es un ejemplo en todo el país  Desde que Sofía encarnó la batalla contra una de las multinacionales más grandes del mundo, es objeto de amenazas, golpes, persecución. Pero ella no duda en continuar el camino trazado en defensa de la vida. Aunque ya no viva en Ituzaingó, su vida sigue corriendo peligro.

El festival una Primavera Sin Monsanto es también un ícono de la resistencia. Convoca a numerosas organizaciones ambientales de todo el país que se congregan en la localidad Malvinas Argentinas, Córdoba, para decirle una vez más  No a Monsanto. Allí el acampe de los vecinos que bloquea la instalación de la planta sigue siendo otra postal de la lucha. La Asamblea Malvinas Lucha por la vida, totalmente autogestiva, ya lleva 3 años y continúa firme, promoviendo cada año, el evento que sigue siendo el blanco de las amenazas.

“Un 24 de julio de 2012 un grupo de vecinos nos reuníamos por primera vez para ver de qué se trataba esto de “Monsanto en Malvinas”. Y ahí llegamos con dudas, preguntas, miedos , incertidumbre. Empezamos a investigar, fuimos conociendo más personas que hacía años que luchaban contra lo mismo, no estábamos solos, eran cientos, miles, la certeza fue absoluta y unánime: No pasarán. Nada de esto fue fácil, fuimos tratados de locos, extremistas, ambientalistas fundamentalistas, violentos, y anti progreso…fuimos reprimidos en numerosas oportunidades por defender el derecho a la vida y a al medio ambiente sano, fuimos desoídos por los gobiernos municipal, provincial y nacional, fuimos ninguneados por la justicia y odiados por los poderosos. Pero no lograron doblegar la posición de los ciudadanos que se pusieron de pie y se decidieron a defender su lugar y su vida”, reafirman desde la Asamblea. Este 19 de septiembre,  llevará a cabo una nueva edición del Festival Una Primavera Sin Monsanto, allí en Malvinas Argentina, un barrio cordobés en el que más del 60% de la población rechaza la instalación de la planta de semilla transgénica.

Sofía Gatica es una de las militantes referentes de esta lucha. Hace un año atrás, nos decía: “Más del 80% de los niños tienen agroquímicos en la sangre, el 33% de la población muere por tumores, justamente por este modelo que se instaló en la Argentina de la mano de nuestros gobiernos. Sí, llevamos a juicio a los sojeros, fue un precedente importante pero no fue justa la condena, no fue suficiente, porque el que enferma y mata tiene que ir preso, así como nuestros hijos se enferman y mueren, los vemos peladitos, que no se sostienen, los vemos con la quimioterapia, los vemos que dicen basta. Y lloran, no quieren ponerse el catéter, yo lo he vivido muy de cerca, perdí a mi hija, a mi sobrina, son cosas muy fuertes que uno atraviesa, también mi cuñada la está peleando en el barrio Ituzaingó. Esta es la pelea para que en un futuro haya menos enfermos, que no tengamos que andar con barbijos, con pañuelos en la cabeza, porque se nos cae el cabello después de las quimio. Esta es la lucha por la salud y la vida, lo tienen que entender”.

Hoy, y a una semana del Festival, fue nuevamente golpeada y amenazada en su casa cercana a la localidad de Alta Gracia. “Solo la amenazaron, nuevamente, de que la iban a matar, que deje de joder con Monsanto, que abandone el Festival Primavera sin Monsanto y que la iba a pasar muy mal, que durante el Festival iba a pagar todo lo que hace, que la le habían dicho que deje la lucha, pero que ella desobedece y las va a pagar, mientras corría la sangre de la nariz de Sofía”, señaló en un comunicado la campaña Paren de Fumigar de Córdoba, el grupo Madres de Barrio Ituzaingó y la Red de Médicos de Pueblos Fumigados.

El apoyo a Sofía en redes sociales es unánime, y el repudio también. Sofía Gatica no está sola aunque se enfrente a uno de los monstruos más apañados por los gobiernos de turno, en todos sus niveles. En la campaña política, nadie pone en discusión a Monsanto ni al modelo sojero y extractivo que hace mella en los pueblos y en las poblaciones afectadas por las fumigaciones. Ni las ordenanzas locales ni las leyes que ni siquiera son debatidas en las legislaturas parecen poner freno. Solo las comunidades, los abogados comprometidos y los médicos y científicos que analizan con preocupación los efectos en la salud, alzan sus voces para denunciar aquello de lo que muy pocos quieren hablar: el modelo agrotóxico.

Reproducimos el comunicado.

Compartir

Ayudanos a difundir!